Piden captura internacional para el ex Obispo Zanchetta

Justicia 20 de noviembre de 2019
El religioso acusado de abuso sexual habría ignorado llamados telefónicos y correos electrónicos desde la Justicia. En tanto el Tribunal Colegiado que lo enjuiciará ya fue conformado.
Gustavo Zanchetta
Gustavo Zanchetta

Entre sus fundamentos, Filtrín Cuezzo sostuvo que la medida fue dispuesta luego de que el imputado no respondiera a reiterados llamados telefónicos ni correos electrónicos, al número telefónico y dirección electrónica aportados voluntariamente en agosto pasado, para ser notificado de cualquier acto procesal y luego de haber constituido domicilio en el estado Vaticano.

Oportunamente, la fiscal se opuso y apeló el levantamiento de las medidas restrictivas que permitieron a Zanchetta salir del país, por prognosis de los sucesos actuales y su evidente falta de voluntad de someterse a los llamamientos judiciales de comparecer a los actos procesales. En el pedido, Filtrín Cuezzo también repasa las oportunidades en las que debieron realizarse trámites ante la Nunciatura, la misión diplomática de máximo rango de la Santa Sede ante el Estado argentino, para que Zanchetta compareciera.

Zanchetta

Por otra parte, el pasado 12 de noviembre la fiscal Filtrín Cuezzo fue notificada de la conformación del Tribunal Colegiado que llevará adelante el juicio contra el exobispo imputado por abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto reconocido en perjuicio de dos víctimas. El Tribunal colegiado estará integrado por los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, María Laura Toledo Zamora (presidenta), Raúl Fernando López y Héctor Fabián Fayos (vocales).

Filtrín Cuezzo requirió el juicio contra el religioso en julio pasado. En el pedido de elevación, la fiscal incluyó los elementos probatorios colectados durante la investigación y los resultados de las pericias psiquiátricas y psicológicas realizadas por profesionales del CIF, con contralor de la profesional aportada por la defensa técnica.

Entre otros aspectos, el informe psiquiátrico indica que el acusado “presenta personalidad con rasgos psicopáticos (indicadores de manipulación, emociones superficiales, escasa capacidad empática); no presenta psicosis, ni otro trastorno mental que altere la relación con la realidad. Se vincula a través de interrelaciones dispares, ejerciendo poder sobre el otro, y que puede comprender la conducta desplegada y discernir actos socialmente reprochables.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar