R° de Lerma: Mujeres despedidas acampan pidiendo su reincorporación

Interior 12 de febrero de 2020
Se trata de cinco empleadas de la Municipalidad que fueron echadas de forma irregular. Afirman que la pareja del intendente las amenazó. Una de las perjudicadas tiene un bebé de siete meses. “Nos echaron como a un perro”, lamentaron.
acampe despedidas rosario de lerma

En la mañana de este miércoles, un gazebo azul apareció instalado frente al edificio de la intendencia en la localidad de Rosario de Lerma, donde empleadas que fueron despedidas comenzaron a acampar para pedir una solución a su situación, luego que denunciaran que fueron echadas de sus puestos de una forma injusta.

Carina es una de las cinco mujeres damnificadas quien, en diálogo con InformateSalta, amplió los detalles: “El 20 de enero vinimos al trabajo y nos dimos con la noticia que estábamos despedidas, nos notificaron por una nota de nuestra situación; nosotras éramos de planta permanente, en esa nota nos decían que nos quitaban de la planta pero nunca nos confirmaban que estábamos despedidas”.

Ya con este malestar, agregó que buscaron hablar personalmente con el intendente de esa localidad, Enrique Martínez. Sin embargo, solamente se cruzaron con su esposa,  a quien acusaron de haberlas agredido verbalmente.

rosario de lerma ok

“Salió la señora del intendente y nos amenazó, ‘Vos vas a ver lo que te va a pasar’ me dijo, por algo que manifesté en mis Facebook del malestar por mi despido, tengo la denuncia policial, mis compañeros también fueron amenazados por ella”, aseguró la damnificada.

Mientras “el intendente en ningún momento dio la cara, no nos dio explicaciones”, solamente supieron que habría una revisión de sus legajos, con el pedido que levanten el gazebo. “No nos vamos a levantar, nos echaron como a un perro así que no nos vamos a ir, somos mujeres que mantenemos familias, somos mamás y papás a la vez, yo soy mamá, papá y hasta abuela, mantenemos nuestras casas”, aseveró Carina.

Sobre este punto, subrayó para concluir que una de sus compañeras despedidas tiene 52 años, mientras que otra se encuentra en periodo de lactancia de su pequeño bebé de tan solo siete meses.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar