Un residente salteño y otros 11 argentinos siguen varados en el Crucero Zaandam

Coronavirus 06 de abril de 2020
Partió desde Buenos Aires el 7 de marzo con destino a Chile, pero justo se confirmó el brote de coronavirus y ningún país permitió su llegada. Hoy están en Florida pero aún no pueden bajar. Pasan el aislamiento en pequeños camarotes, algunos sin ventana.
za_barco

Once argentinos viven momentos de angustia y desesperación desde el 14 de marzo, cuando a bordo del Cucero Zaandam, llegaron a Chile desde Buenos Aires pero no pudieron descender tras confirmarse la pandemia del coronavirus. Desde ese momento ningún país les permitió anclar, cuatro pasajeros murieron y otros contrajeron el virus. Hace unos días llegaron a Florida y tras un amplio operativo descendieron todos menos los argentinos y uruguayos. 

InformateSalta dialogó con dos de ellos, uno reside en Salta y el otro en Córdoba; explicaron que están en total aislamiento dentro de sus camarotes, algunos no tienen ventanas hace más de 20 días. Desesperados pidieron ayuda a la cancillería quien, les aseguró que están haciendo todas las gestiones para que puedan descender. 

En un comunicado que se viralizó en redes sociales dijeron “seguimos a bordo de este barco y mientras los australianos, franceses, ingleses, canadienses, alemanes, holandeses, chilenos y asiáticos están en sus casas, en el barco sólo quedan 400 tripulantes (el 20 por ciento enfermos) pasajeros convalecientes, sus familiares y los doce argentinos”.

crucero

“No hay información clara sobre lo que puede pasar con nosotros. Sabemos que la empresa y la Cancillería se esfuerzan por encontrar una solución, pero la misma no aparece y no olvidamos que esta empresa debía bajarnos en Chile y terminamos en Miami. Por eso Argentina no puede abandonarnos”, explicó dejando entrever que muchos no tienen visa porque ese no era el destino que habían elegido. 

InformateSalta dialogó con dos de los argentinos varados, angustiados pidieron el resguardo de sus identidades, explicaron que esperan las respuestas de la cancillería. “Debía bajar en San Antonio, cerca de Santiago de Chile pero en ningún puerto nos dejaron bajar. Desde el 22 de marzo estoy encerrado en mi camarote, sin ventana”, contó. 

Contaron que la segunda parte del crucero terminaba cerca de Miami, donde permanecen ahora, pero no saben cómo regresar a la Argentina. “Cuatro personas murieron, los pasajeros de otras nacionalidades bajaron hace dos días y nosotros seguimos aquí”. 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar