Crece la preocupación en la zona del Grand Bourg por el accionar de delincuentes

Policiales 22 de julio de 2020
Tras el espectacular robo en una vinoteca, vecinos piden patrullajes nocturnos. Hay mucha preocupación por la suma de casos. No hay avances en la detención de las dos personas que asaltaron a mano armada el local comercial.
comisaria barrio grand bourg

Delincuentes encontraron en el Grand Bourg y alrededores, donde existen diversos comercios y viviendas, el lugar propicio para perpetrar sus robos y alterar la paz del barrio.

El sábado pasado, por la noche, un brutal asalto a mano armada ocurrió en una vinoteca ubicada en Arenales y avenida Juan Domingo Perón. Dos delincuentes, quienes actuaron con un arma de fuego y un arma blanca, redujeron al dueño, empleados y clientes y los encañonaron. Se llevaron teléfonos celulares y 8.000 pesos, según informó el Ministerio Público Fiscal. Los delincuentes aún permanecen prófugos.


Tras conocerse el hecho, los comerciantes y vecinos de la zona expresaron que desde fines de marzo, cuando se decretó la cuarentena estricta por la pandemia del COVID-19, que se vienen incrementando los hechos delictivos por lo que viven con temor.




Según publica El Tribuno, Marcelo P, un joven propietario de un local de productos de limpieza y cuidado del hogar, situado sobre la avenida Los Incas, del barrio Grand Bourg, contó: "He tenido que quedarme algunos días hasta altas horas de la madrugada mi local que es todo vidriado y he visto como deambulan personas que se hacen pasar por vendedores ambulantes marcando las casas y viendo como entrar. Esos inmuebles luego son robados".

¿Y de noche qué?

Agregó que la problemática fue tratada en una reunión vecinal y que él le sugirió a la policía del barrio que haya más presencia por las noches. "Pedí que a los patrulleros que se los ve durante el día circulando los pongan también de noche porque hay mucha actividad nocturna", aseguró.

El joven indicó que hace un poco más de un mes, ladrones trataron de violentar la puerta de su negocio. "No pasó a mayores, gracias a Dios", dijo. Y señaló que radicó una exposición policial.

A la vuelta del comercio de Marcelo P, reside una familia en una vivienda que ya fue robada en cinco oportunidades. "Es algo increíble", refirió.

Desde otro comercio, un autoservicio situado en la calle Figueroa Alcorta, su encargado, Daniel A., relató que tuvieron que poner cámaras de seguridad. "A raíz de que entraba gente, de la que nunca hubiéramos sospechado, como por ejemplo, parejas, que se terminaban llevando galletas y otros productos escondidos bajo sus camperas es que se decidió instalar cámaras. Ojalá que nunca suframos un asalto como el de la vinoteca", expresó.

El comerciante añadió que los asaltos en las paradas del corredor 3A por parte de motochorros nunca se terminan. "A varias mujeres les sacaron los celulares. A algunas las golpearon. Sin ir más lejos, hace poco, a media cuadra de aquí le robaron el celular a plena luz del día a una vecina, a media cuadra de la Policía", sostuvo.

Arturo F, dueño de un local gastronómico, en la misma barriada, destacó: "Cuando se complica la parte económica empiezan a aparecer los delincuentes y robos de casas aquí. En mi comercio entraron una vez por la noche. Por suerte no estábamos".

En tanto, un vecino de la zona donde ocurrió el asalto a la vinoteca, Juan S., señaló: "Los ladrones nos tienen mal. La comisaría no da abasto. Se sabe quienes son los que entran en reiteradas ocasiones a las casas para sacar electrodomésticos pero no hay solución. Para peor el paco abunda".

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar