El recuento de votos podría demorarse más de los normal en Estados Unidos

Internacionales 03 de noviembre de 2020
Es muy probable que no se conozca al ganador de las elecciones presidenciales este martes por la noche. El motivo: los votos postales.
voto

El presidente Donald Trump sugerió reiteradamente que un resultado más lento de lo normal es un indicio de problemas.

"Creo que es terrible que no podamos conocer los resultados de una elección la noche de la elección'', dijo el mandatario el domingo. "Creo que es algo terrible cuando se permite a los estados tabular las papeletas durante un largo tiempo después de que terminan las elecciones''.

No está claro lo que el presidente piensa que es un período largo. Pero es una práctica estándar seguir contando votos después del día de las elecciones.

En seguida, un vistazo más cercano a por qué ese conteo podría demorar más de lo habitual y por qué eso podría significar que el martes podría no conocerse al ganador:

¿Qué hay de nuevo?
El factor más importante que puede volver lentas las cosas este año es claro: millones de estadounidenses decidieron votar por correo en vez de arriesgarse a contraer el coronavirus en un lugar de votación. Y, en general, los votos postales tardan más en contarse.

Los trabajadores electorales deben sacar las boletas de sus sobres, verificar si hay errores, clasificarlas y aplanarlas, todo antes de que puedan pasar por los escáneres en el momento en que las urnas cierran y se tabulan. En los estados con programas de voto por correo bien establecidos, este procesamiento se realiza semanas antes del día de las elecciones. Los resultados a menudo se publican rápidamente.

Pero varios estados no tenían este sistema en vigor antes de este año y las leyes vigentes prohibían a los funcionarios electorales procesar las boletas mucho antes del día de las elecciones. Sin una ventaja inicial, prácticamente no hay forma de procesar y contar todos los votos por correo el día de las elecciones, y al mismo tiempo contar todos los sufragios emitidos en persona.

 Hay tres campos de batalla importantes con restricciones sobre cuándo se puede procesar el voto por correo: Michigan, Pennsylvania y Wisconsin.

En esos estados, las legislaturas, donde los republicanos son mayoría, se han resistido a las súplicas de los funcionarios electorales para actualizar las leyes para permitir un conteo más rápido. En cambio, inicialmente informarán los votos en persona, que se espera que favorezcan en gran medida a Trump, y actualizarán gradualmente con las boletas por correo más de tendencia demócrata más tarde.

¿Pero los medios no declaran un ganador?
Sí, nunca ha habido una contienda presidencial en la historia en la que todos los votos se cuenten la noche de las elecciones. Simplemente no es físicamente posible contar de inmediato tantas papeletas, posiblemente hasta 150 millones la noche del 3 de noviembre.

Las organizaciones de medios, incluida The Associated Press, declaran ganadores en miles de contiendas en la noche de las elecciones en función de los resultados preliminares, las encuestas de votantes y otros datos políticos.

Pero en una contienda reñida, es posible que sea necesario contar más votos antes de que la AP pueda declarar un ganador.

¿Se podrá conocer el resultado el martes por la noche?
Por supuesto. No todos los estados son de conteo lento. Entonces, si varios estados clave publican sus resultados con prontitud, un candidato puede tener la mayoría de los votos electorales, incluso sin saber quién ganó en Wisconsin, Pensilvania o Michigan.

Eso se vuelve más probable si las contiendas en esos estados no están cerradas.

Es un escenario que apunta los reflectores hacia Florida. El estado permite que sus oficinas electorales procesen las boletas por correo 22 días antes de la elección y, a menos que surja otra cosa, podría haber un conteo casi completo para la medianoche. Y si Trump pierde Florida, le será muy difícil alcanzar los 270 votos electorales que necesita para derrotar al exvicepresidente Joe Biden y mantenerse en la Casa Blanca.

Otros dos campos de batalla del sur, Carolina del Norte y Georgia, también pueden comenzar a procesar antes las boletas por correo. Ambos son considerados estados críticos para Trump. Sin embargo, a diferencia de Florida, ninguno de los dos estados tiene antecedentes de manejar una gran cantidad de boletas por correo, por lo que no está claro qué tan rápido contarán esos votos.

Iowa y Ohio también permiten el procesamiento temprano de las boletas por correo. Trump ganó fácilmente ambos estados en 2016, pero los demócratas creen que Biden es competitivo allí. Los resultados en esos dos estados la noche de las elecciones podrían dar pistas sobre lo que se avecina en los estados críticos del centro del país que tardan más en contarse.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar