Curiosidades de la Guerra de Malvinas

Sociedad 31 de marzo de 2021 Por InformateSalta
Malvinas

La Guerra de Malvinas es un hecho histórico del que todos hemos escuchado hablar en algún momento. Sin embargo, existen algunos de detalles que no nos suele contar sobre la misma. Por esta razón, en este artículo, vamos a ver algunas de las curiosidades que ocurrieron en esta Guerra. Recordemos que, todos los 2 de abril se celebra este hecho histórico, que comenzó en 1982.

En cuanto a las curiosidades, la verdad, es que existen muchas anécdotas y particularidades, las cuales se relacionan bastante al trato que tuvieron los argentinos con los isleños. Por ejemplo, durante los dos primeros meses y medio que las fuerzas armadas argentinas tomaron las islas Malvinas hubo muchos intentos para seducir a los isleños. Lo que se trataba de lograr era convencerlos de que lo mejor para ellos era apoyar la soberanía argentina.

Lo curioso es que para lograrlo los locales que solo recibían la señal de la BBC dos horas al día, se le tomó la decisión de obsequiarles 450 televisores a color. Sumado a esto, se les ofreció la instalación de antenas para que pudieran recibir la señal de ATC. No obstante, toda esta oferta fue rechazada por los isleños.

Sin embargo, durante este tipo operó un canal argentino (no duró mucho) bajo las siglas “LU78 TV – Islas Malvinas”. Dicho canal se transmitía todos los días entre las 19 y 21 horas y su programación era en castellano y en inglés. Por esto, se pudieron ver dibujos animados, partidos de fútbol y películas en ingles subtituladas. 

Por otro lado, era común que se realizarán transmisiones de radio AM. En este la emisora local transmitía durante el día en español y en la tarde en inglés. De hecho, en algunos casos los isleños cerraron su transmisión entonando “God Save The Queen”. Sin embargo, como a los lugareños les pareció una provocación fue prohibido.

Otro hecho curioso es que se llegaron a distribuir volantes escritos en inglés entre los isleños. En dichos volantes se hablaba de confraternizar, sin embargo, como el pensar de los locales y sus objetivos eran diferentes esta no fue una buena estrategia.

Dejando de lado todo lo de la publicidad y el hecho de intentar confraternizar, hay otro hecho curioso que involucra la seguridad de los civiles. En concreto cuando el bombardeo inglés era casi inminente los militares argentinos pactaron con los isleños varias medidas de seguridad. Por ejemplo, les decían que se colocaran en las casas más seguras y para identificarlas se dibujaba un círculo con una X redonda por la sigla DAP.

Era en este lugar donde tenían que ubicarse los isleños cuando Puerto Argentino estaba por ser bombardeado por la marina inglés. Concretamente los lugares que fueron elegidos como los más seguros fueron: Upland Goose Hotel y los edificios del Colony Club y del West Shore. Justo en estas zonas se guardaban elementos para combatir incendios, agua potable, medicina, alimentos, etc.

Otro hecho bastante curioso era como se referían los isleños a los propios ingleses. En concreto eran llamados como “Kelpers” debido a que se relacionaban con un alga muy típica de la zona llamada “kelp”. Entonces de un modo casi despectivo los isleños eran llamados “kelpers”, que se puede traducir como “recolectores de algas”.

Sin embargo, luego de la guerra y al momento que las fuerzas armadas británicas eran mayores en la isla, los militares decidieron bautizar a los lugareños como “Bennies”. Esto se debe a que tenían cierto parecido al actor cómico Benny Hill el cual era muy famoso en los años 80. Este nombre no perduró mucho, porque las autoridades militares prohibieron usar ese apodo por ser ofensivos para los isleños.

Pero, los marines, pilotos y otros que arribaron a la isla comenzaron a llamarlos “stills” por “still Bennies”: “Todavía bennies”. Esto lo hacían como recordatorio en grafitis que aparecen en piedras y paredes de muchos galpones de la isla.

El último hecho curioso que vamos a mencionarte es que se estableció una colonia de pingüinos en territorios minados. Debido a que los militares argentinos colocaron más de 20.000 minas personales a lo largo de las playas y los terrenos. 

Al terminar la guerra, los argentinos, entregaron planos con detalles donde indicaba la ubicación de las minas para que el gobierno británico realizará una limpieza.

Sin embargo, no se pudo lograr así que colocaron letreros para alejar a las personas. Como las personas no se acercaban, se estableció una colonia de pingüinos. Pero, las minas que había en esa zona no detonaron, porque los pingüinos son muy livianos para hacer que detonen. Para que se activasen tenían que ser pisadas por algo que pesara entre 45 y 60 kg. 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar