Un misterioso donante pagó la deuda de una fundación que rescata animales callejeros: debían casi 200 mil pesos

Nacional 25 de noviembre de 2021
deuda

Una fundación que se dedica a rescatar animales en situación de calle estaba atravesando una crítica situación financiera que la puso al borde del cierre, pero un misterioso donante asumió el costo y pagó el dinero necesario para saldar la deuda.

 "Orejitas Callejeras", la organización en cuestión, tiene sede en San Miguel de Tucumán y rescata animales en situación de calle. Las chicas que la crearon brindan asistencia a perros, gatos, caballos, palomas y cualquier otro animal que esté en una situación de abandono.   

La deuda de la fundación era tan grande que las jóvenes se vieron obligadas a lanzar una campaña en redes sociales para pedir donaciones. En detalle, le debían $145.862 a dos veterinarias y $41.000 a la pensión en la que dejan a los animales que no son adoptados, según comentaron en su perfil de Instagram a principios de noviembre.

"En el caso de no poder llegar con los números para saldar todo lo que debemos, Orejitas Callejeras llegará a su fin. Nosotras entregamos la vida y mucho más en cada rescate, pero solas no podemos", escribieron en un posteo.

La publicación en redes generó que cientos de personas colaboraran con premios para rifar y algunos aportes de dinero, y en el medio les llegó un particular mensaje por Facebook: "Una persona nos preguntó cuánto debíamos y en dónde estaba cada deuda; después nos dijo si habíamos visto 'Los simuladores'", le contó Bárbara Artero, una de las fundadoras, al diario La Gaceta.

La joven creyó que se trataba de una broma, pero luego agregó: "Nos dijo que le diéramos 24 horas y no volvió a contestar". Efectivamente, un hombre misterioso pagó sus deudas horas después de que les llegara ese mensaje.

 

Bárbara Artero y Virginia Villalba son parte de "Orejitas callejeras". (La Gaceta)

"Llegó un hombre alto, de traje, bien vestido. De una bolsa de cartón sacó todo el dinero y pagó la deuda a Orejitas", contó la chica que atendía el mostrador de una de las veterinarias, con la que la fundación tenía la deuda más importante.

"Le pedí su nombre para anotarlo y avisarle a las chicas pero me dijo que no iba a darlo", agregó Natalia, la empleada del local, que aseguró que el hombre "se dio la vuelta y se fue" sin decir nada más.

La misma persona se presentó en los otros dos lugares y allí también pagó las deudas. "Para nosotras es una Orejita Callejera caída del cielo porque no entendemos tanta bondad", comentó Artero en diálogo con el citado medio.

"Contamos esto porque si bien en las redes tratamos de visibilizar el abandono y las cosas malas, también está bueno que se sepa que todavía queda gente buena", destacó.

 Más allá de la notable colaboración del donante que se hizo cargo de pagar las deudas, también se recaudaron más de 500 mil pesos gracias a las donaciones de muchas otras personas, y desde la fundación van a aprovechar el dinero para realizar una campaña masiva de castración.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar