Diccionario cripto: ¿se dice Hodl o hold? ¿Qué es FOMO? ¿Y FUD?

Tecnología 16 de septiembre de 2022
Criptomonedas Bitcoin

La irrupción de las criptomonedas y la tecnología blockchain, que comenzó con el nacimiento de Bitcoin en el 2008, ha causado una revolución sobre la cual todavía se desconoce su alcance. Una transformación que desborda lo económico y financiero, que abarca incluso las formas que tenemos de comprender el valor, la comunidad y el futuro.

Estos cambios de perspectivas que se abren a partir de la puesta en desarrollo de activos digitales y una economía descentralizada tienen su correlato, como no podía ser de otra manera, en el lenguaje. Si las palabras tienen el poder de volvernos comprensible el mundo que nos rodea, rápidamente el crecimiento de la comunidad cripto empezó a crear su propio diccionario que permite a su vez decodificar actitudes, conductas y pensamientos.

Este glosario, surgido en los foros digitales y encuentros bitcoiners a inicios de la década pasada, está en constante movimiento, y nacen palabras nuevas al calor de las distintas tecnologías y sus variados casos de uso e implementaciones. Sin embargo, algunos conceptos ya se han alojado cómodamente en las bocas de quienes integran la comunidad cripto, como hodl, FOMO, FUD, Halving, Weak Hands y Wahle, entre otros.

En este artículo, repasamos los conceptos fundamentales del mundo para que puedas comprender de la mejor manera un lenguaje que, sin dudas, llegó para quedarse.

¿Hodl o hold? Una historia de errores que se vuelven lema

Una de las máximas del mundo cripto es la perspectiva a futuro. Bitcoin, por ejemplo, ya tiene determinada la cantidad de monedas que se emitirán en toda su historia. De acuerdo a lo establecido en el protocolo de la cripomonedas más valiosa del mundo, solo se generarán 21 millones de monedas, culminando la emisión de este activo en el año 2122.

Estas limitaciones técnicas, replicadas por otros protocolos cripto, aseguran la escasez del activo, lo que garantiza su valor en el futuro. Esto genera que muchos usuarios decidan invertir en estas monedas digitales apostando al incremento de su precio a largo plazo. Esta estrategia financiera se la conoce como “hold”, que es la traducción en inglés de conservar. Ahora bien, ¿cómo nace este término?

Era el año 2013. Bitcoin sufría una caída en su precio de un 40 por ciento. Muchos vaticinaban el fin de la economía descentralizada, el fracaso de una utopía del ciberpunk post crisis económica y financiera del 2008. La desconfianza ganaba terreno y las ventas de Bitcoin aumentaban, impulsando su precio aún más a la baja. No sería la última vez que, con error, se pronosticaba el fin de la criptoeconomía.

En medio de ese contexto vertiginoso, un integrante del foro Bitcointalk daba sus argumentos sobre por qué él quería quedarse con sus activos, pensando en el futuro, y no venderlos, apostando al presente. Pero su explicación pasará a la historia por un error en el tipeo: en lugar de escribir holding, en la interacción del foro se leyó hodling. 

Este equívoco fue celebrado y hasta hoy en día perdura, instalándose en el lenguaje propio del ecosistema cripto. Así que cuando te cruces a alguien que se considera a sí mismo un hodler, ya sabes: esa persona difícilmente te venda sus cripto.  

Criptomonedas bitcoin 2

FOMO y FUD: dos conceptos claves para quienes invierten en criptomonedas

Si bien estas dos palabras pueden ser utilizadas tranquilamente dentro del mundo de las finanzas tradicionales, o incluso casi en cualquier ámbito de la vida, tanto FOMO como FUD se han convertido en expresiones reconocidas fundamentalmente en la industria cripto.

FOMO, que es las siglas de Fear of Missing Out, que traducido al castellano es “miedo a perdérselo”, refiere al temor que muchas veces se presenta en los inversores a dejar pasar una gran oportunidad de compra o venta. En el mundo cripto, dada la enorme volatilidad que tienen los precios de las monedas digitales, este miedo se produce de manera asidua, producto de las variaciones de valor que genera dudas sobre qué decisión a tomar es la correcta.

FUD, por su parte, corresponde a las siglas de Fear, Uncertanty y Doubt, que, traducido al castellano, significa “miedo, incertidumbre y dudas”. A diferencia del FOMO, que crece a partir de movimientos legítimos y orgánicos del mercado, FUD refiere a un miedo generado, a operaciones inescrupulosas que son creadas con el objeto de despertar dudas dentro de los inversores. En las épocas de las redes sociales, la posverdad y las noticias falsas, este tipo de acciones pueden contar con una gran difusión e impacto.

Tanto FOMO como FUD se encuentran vinculados a aspectos emocionales que determinan el movimiento de los inversores. Por eso siempre recomiendan mantenerse fríos y bien informados antes de tomas cualquier decisión económica dentro del mercado de activos.

¿Qué es el halving y por qué es tan importante dentro del mundo cripto?

Como mencionamos antes, una de las claves de las criptomonedas es su apuesta a futuro, marcada por la garantía de escasez y sus efectos sobre el precio. Un hecho clave en este proceso de puesta en valor de los activos es el halving. Este término refiere a una reducción a la mitad de las compensaciones que los distintos protocolos otorgan a la creación de nuevos bloques dentro de la blockchain, producido por los denominados “mineros”. 

Una blockchain, comprendida como una gran base de datos descentralizada, está compuesta por distintos bloques de información, conformados por las transacciones que realizan los usuarios dentro de la red. Los “mineros” son quienes se encargan de agrupar estas transacciones en bloques que se añaden a la cadena luego de resolver un algoritmo matemático. A modo de recompensa por realizar estas operaciones, y colaborar al crecimiento de la red, los “mineros” reciben una cantidad determinada de las criptomonedas correspondientes a la blockchain sobre la que operan, como Bitcoin o Ethereum, por solo nombrar a las dos más valiosas. 

El halving es el proceso por el cual, cada una determinada cantidad de años, esta compensación se reduce a la mitad. Esto ayuda a bajar la rentabilidad del trabajo de minería, ralentizando la creación de bloques y, por ende, frenando la emisión de nuevas criptos.

¿A quiénes se los define como weak hands y a quiénes como whales?

Por último, dos conceptos más que es importante que tengas en cuenta si buscas insertarte dentro del ecosistema cripto.

Los weak hands, o “manos débiles”, son la contracara de los hodlers. Los inversores a quienes se los señala bajo este término dentro del mundo cripto son aquellos que buscan vender rápidamente activos cuyos precios se encuentran a la baja o se estiman que perderán valor. En general son asociados a nuevos usuarios con poca experiencia dentro del ecosistema, que suelen acercarse cuando los precios suben y alejarse cuando bajan. 

Por otro lado, los whales, o “ballenas”, son aquellos inversores que poseen un capital muy grande de un activo digital en particular. Estos grandes inversores suelen causar mucho movimiento dentro del mercado cuando deciden llevar adelante una acción, como puede ser la venta de su capital. Dentro de Bitcoin, se considera a un inversor como whale cuando tiene posesión de más de mil Bitcoins.

Cada vez más aspectos de nuestra vida se ven alcanzados por el auge de las criptomonedas. Ten bien presente todas estas palabras porque, más temprano que tarde, vas a necesitar usarlas.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar