Madre e hija con discapacidad perdieron todo en un incendio en El Jardín, piden ayuda

Solidaridad 16 de septiembre de 2022 Por InformateSalta
incendioorán4

María Venancio y su hija de 11 años quien padece síndrome de Down, hoy necesitan de la solidaridad de todos, ya que la vivienda que alquilaban en la localidad de El Jardín se incendió y perdieron no solo el lugar donde vivir sino también todas sus pertenencias. 

Al momento del incendio ambas no se encontraban en la casa ya que la mujer había sido intervenida quirúrgicamente y buscaron refugio en la familia para pasar el post operatorio. Al regresar se dieron con el terrible panorama de quedar con lo puesto. 

María pidió a la comunidad si pueden donarle una heladera, ropa de cama, mesa, sillas, cocina y sus utensilios, placares y elementos de limpieza y de higiene personal. 

"Mi nena perdió todas sus cosas de la escuela; cuadernos, mochila y todos los recuerdos de años anteriores. En mi caso, yo justo había sacado un bolso con una muda de ropa para la cirugía, luego de eso, dejé a mi hijita en la casa de mi cuñada, yo me fui a lo de mi hermano y cuando menos nos dimos cuenta, nos quedamos con lo puesto" contó al El Tribuno.

Ambas están viviendo temporalmente en la casa de una amiga pero les urge un lugar que sea propio para volver a empezar.

"Me urge en estos momentos es una casa, porque no tengo nada. Yo ahora estoy de prestado en la casa de una amiga ya que no tengo dónde vivir y acá tampoco se consigue alquiler". "La Municipalidad nos colaboró con dos camas, ropa y un poco de mercadería, pero después no tengo más nada", lamentó.

Finalmente la madre expresó: "Al haberme operado del pie, lamentablemente, tengo un buen rato de recuperación y estoy sin trabajo. Nosotras en estos momentos estamos sobreviviendo con la pensión de mi nena, por eso nos urge una casa. Desde ya muchas gracias a todos los que nos puedan ayudar".

incendioeljardín

Causa del incendio

María Venancio dijo "La verdad que no entiendo todavía qué paso. Yo muchas veces dejé mi casa a solas hasta por una semana y nunca pasó nada, pero últimamente, había unos chicos en el lugar donde alquilamos, uno es primo de la dueña de la casa y lo que sé, es que cambiaron unos cables desde la casa de ellos hacia la mía. Quizás se recalentaron y pasó lo que pasó. Lo único que tenía enchufado era mi heladera y nada más". 

Para quienes quieran colaborar pueden contactarse al teléfono  343-621-0712.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar