Nieto 132: La Fiscalía Federal de Salta ayudó a recuperarlo

Sociedad 30 de diciembre de 2022
Abuelas de Plaza de Mayo

Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron con suma alegría el miércoles la restitución de la identidad del nieto 132. Juan José es hijo de Mercedes del Valle Morales, quien fue detenida y desaparecida junto a su familia en 1976 en Tucumán durante la última dictadura.

La certeza sobre la identidad se obtuvo tras un arduo trabajo en la búsqueda de la verdad; aunque aún se debe conocer quien es su padre biológico. En el caso trabajó la Fiscalía Federal de Salta a partir de una serie de trabajos realizados en J.V. González hace algunos meses.

De acuerdo a ElTribuno, en 2018 José realizó la denuncia ante la Unidad de Derechos Humanos de Tucumán del Ministerio Público Fiscal y en la Fiscalía Federal N° 1, a fin de poner fin a las dudas sobre su identidad paterna y comprobar su había sido o no apropiado.

El 27 de septiembre de este año, fueron exhumados los restos de su apropiador a fin de extraer una muestra de ADN y compararla. El 26 de diciembre se notificó a través del Banco Nacional de Datos Genéticos que el resultado era negativo, lo que excluyó el vínculo entre Juan José y la persona que se hacía pasar por su padre, configurándose el delito de apropiación y supresión de identidad.

abuelas de plaza de mayo

Fuentes fiscales locales dijeron que hace unos meses recibieron el pedido de intervención de Fiscalía Federal N° 1 de Tucumán, a cargo de Carlos Brito, para realizar una exhumación en el Cementerio Municipal de la ciudad anteña.

La exhumación del cuerpo de más de 45 años requirió una labor articulada entre distintos sectores. El cuerpo estaba en una tumba en tierra, por lo que el trabajo de la casa funeraria fue cuidadoso. Luego el Equipo Argentino de Antropología Forense(EAAF) y el Banco de Datos extrajeron muestras de uno de los fémures, que son los huesos más grandes, y los restos fueron restituidos en un cajón nuevo.

"Desde Tucumán nos pidieron la colaboración a la Fiscalía Federal Salta por una cuestión territorial. La información que se tenía era que la familia paterna de Juan José, sería procedente de J.V. González. Las muestras que tomaron en septiembre fueron analizadas y no se encontró ningún patrón genético que lo acerque a quien dijo que era su padre", dijeron.

De esta forma se confirmó científicamente que Juan José se había apropiado que efectivamente fue víctima de sustracción, ocultamiento y sustitución de identidad en el marco del terrorismo de Estado.

Juan José tenía nueve meses de vida cuando fue secuestrado junto a su madre, cuyos restos fueron identificados en una fosa de inhumación clandestina en el Cementerio del Norte, en la ciudad de San Miguel de Tucumán.

En el operativo también secuestraron a sus abuelos maternos, Toribia Romero de Morales y José Ramón Morales y, cuatro días después a sus tíos José Silvano Morales, Juan Ceferino Morales y Julio César Morales, quienes aún se encuentran desaparecidos.

La investigación continúa con la indagación relativa a su filiación paterna. También seguirá el curso de la causa judicial con las posibles responsabilidades penales de las personas involucradas.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar