Hay mayor conflictividad en el Estado que en el sector privado

Economía 29 de abril de 2017
Según datos oficiales de 2016, el número de jornadas no trabajadas por asalariado en el ámbito público fue 18,5 veces mayor que en las empresas
empleados publicos

La Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo, que conduce José Anchorena, difundió números que llamaron la atención sobre lo ocurrido el año pasado. El primero dice que si se toman los datos de conflictos en el primer período del gobierno de Mauricio Macri, un empleado del sector privado no trabajó proporcionalmente una jornada cada seis años mientras que un asalariado del sector público no trabajó una jornada cada 118 días. El segundo: el número de jornadas individuales no trabajadas por asalariado en el sector público fue 18,5 veces mayor que en el sector privado.

"La situación es muy asimétrica y se mezcla un poco de todo", afirmó a La Nación el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, uno de los puntales en la relación con los trabajadores estatales, sobre todo en la administración pública (ministerios, universidades y entes descentralizados, entre otros). "Hay conflictividades en un plano operativo en un lugar específico pero del otro lado tenés, por ejemplo, el paro general donde existen reclamos que pueden ser más transversales. El índice de Trabajo computa todas las posibilidades", agregó.

Según informó La Nación, Modernización publicó en el Boletín Oficial un nuevo reglamento general de control de asistencia y presentismo que se deberá utilizar en el ámbito de la administración pública nacional en el plazo de un año, con el objetivo de "homogenizar los criterios" para todo el personal y "reforzar el control".

A fines de 2016 había 3.490.056 trabajadores estatales que se dividían así: nacionales (740.677), provinciales (2.297.491) y municipales (451.888). Los datos de la cartera que conduce Jorge Triaca, sobre la base de los registros de la seguridad social, indican que la plantilla de trabajadores que dependen del Gobierno (nacionales) cayó 0,2% entre 2015 y 2016. No obstante, en las provincias creció 0,9% y en los municipios se expandió 2,4%. Entre 2014 y 2015, todavía con el kirchnerismo en el poder y en un año electoral, las tasas del empleo público subían exponencialmente, al 5,1% (nacional), 3,8% (provincial) y 4,8% (municipal).

"Esta estadística refleja que las condiciones laborales en el Estado tienen un alto grado de precarización", graficó a La Nación Hugo Yasky, uno de los secretarios generales de ATE. "Además en momentos en que se aplican políticas de ajuste, el Gobierno tiene la doble condición de ser la administración del Estado y la patronal. Por eso, el conflicto con la paritaria docente es un ejemplo en el que se juegan esos dos papeles. Esto explica una mayor conflictividad, ya que el Gobierno trata de aplicar un techo a las paritarias para contagiar al sector privado la misma política. Y ahí se da el conflicto en el Estado", dijo Yasky.

foto: LA NACION

El aumento de la conflictividad, no obstante, fue también una preocupación en el sector privado. En general, según los datos del sector privado, las medidas de fuerza se concentraron en retención de tareas (36%), adhesiones a paros (35%), presiones al personal (26%) y piquetes y cortes (18%).

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar