¿Lucrecia Martel se despide del cine?

Cultura 26 de junio de 2018
La cineasta salteña realizó declaraciones en las que deja entrever una posible despedida del mundo de las películas. La artista contó que tuvo cáncer durante la filmación de “Zama”, su última película, y que planea volver a vivir en Salta.
lucrecia660ecu

Lucrecia Martel, la controvertida y exitosa cineasta salteña, estuvo recientemente envuelta en una polémica por sus declaraciones a favor de la legalización de la marihuana y favor de la legalización del aborto legal, libre y gratuito.

Sin embargo, pese a la envergadura de las opiniones de la artista, lo que llamó más la atención en los últimos días tienen que ver con una posible despedida del cine.

Lucrecia realizó en un portal digital, “Gatopardo”, una resumida pero profunda  descripción sobre su persona y sobre cómo llegó accidentalmente a convertirse en cineasta.

“Soy ama de casa. Y hago algunas películas. No soy cinéfila. No sé nada de cine. Nací en 1966, a mil quinientos kilómetros de Buenos Aires. En Salta, noroeste argentino. A los 19 años me fui. Empecé a hacer cine por confusión”, se autodefine.

Más adelante, la mujer se refirió a un grave problema de salud que enfrentó mientras filmaba su última película. “Tuve cáncer. Algunos me decían: ‘¡Fue por Zama!’. Por el esfuerzo extremo. ¡Pero si yo estaba feliz! Estaba filmando de nuevo. En ese estado terminé la película. Así llegué al final. Pienso volver a Salta. Construir mi casa en el monte. La vejez tiene bastante de periferia, ¿no? Y yo quiero aprovecharme de eso.”

De acuerdo a la publicación sobre la artista, que puede leerse completamente en Gatopardo.com, Martel expresó:

 lucrecia 1

 “Soy ama de casa.

Y hago algunas películas.

No soy cinéfila. No sé nada de cine.

Nací en 1966, a mil quinientos kilómetros de Buenos Aires.

En Salta, noroeste argentino.

A los 19 años me fui.

Empecé a hacer cine por confusión.

Observando a mi alrededor.

Todo estaba ahí. En mi familia.

No creerme una celebridad es fácil.

El mundo que me importa está en Salta.

Y en Salta no me dan bola.

Para mi familia es lo mismo hacer cine que criar chanchos.

Creo que Zama sí les gustó.

Tuve cáncer. Algunos me decían: ‘¡Fue por Zama!’.

Por el esfuerzo extremo.

¡Pero si yo estaba feliz! Estaba filmando de nuevo.

En ese estado terminé la película. Así llegué al final.

Pienso volver a Salta. Construir mi casa en el monte.

La vejez tiene bastante de periferia, ¿no?

Y yo quiero aprovecharme de eso.”

 

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar