Ana Fernández será la primer testigo en el juicio por la muerte de su hija

Justicia 10 de mayo de 2019
Previo al inicio de las audiencias, dijo que Cintia podrá empezar a descansar en paz y pidió una condena ejemplar para Mario Condorí, acusado de asesinarla. “La luché mucho para llegar a esta instancia y voy a poder dar vuelta la página,” dijo a InformateSalta.
Ana Fernández

El próximo lunes 13 de mayo llegará uno de los momentos más esperados por Ana Fernández, la mamá de Cintia, una joven que fue hallada sin vida en su departamento del barrio Parque La Vega hace ya 8 años. Durante todo ese tiempo, nunca bajó los brazos ni dejó de luchar para ver al asesino de su hija tras las rejas.

Ella será la primera de una larga lista de testigos que declararán mientras duren las audiencias y la primera que buscará una condena ejemplar para Mario Condorí, el único imputado. “Estoy anímicamente con mucha paz en mi corazón, en mí alma pero ansiosa a la vez. Tengo mucha ansiedad después de tantos años de espera de una justicia que me mantuvo en todo este letargo y que si no le hubiera dado esta lucha que le di, a brazo partido, hoy la causa de mi hija estaría con otra carátula,” dijo a InformateSalta.

En este sentido, hizo hincapié que en un principio hubo mala instrucción e investigación y aseguró que quedará demostrado que hubo encubrimiento por parte de la Policía. Según sus dichos, el mismo juez confirmó que eso ocurrió.

Nosotros en el juicio vamos a ir por la condena del que está imputado como el asesino. Pero yo quiero ir más adelante porque acá hubo muchas responsabilidades y mucho encubrimiento. Estoy convencida de que ningún familiar, ninguna madre está preparado para encontrar un hijo asesinado y ningún familiar nos merecemos este retardo de la justicia,” expresó.

Asimismo, apuntó contra Daniel Luna, abogado del acusado, quien aseguró que no existen pruebas que lo recriminen. “No voy a hablar de él porque es darle identidad a los mafiosos y yo a los mafiosos no le doy identidad. Que diga lo que quiera porque hay pruebas más que suficiente para llegar al juicio,” disparó.

Cintia Fernández y Mario Condorí

Ana consideró que con la elevación a juicio Cintia ya empezó a descansar en paz y ella ya puede sentir paz en su corazón. “Voy a dar vuelta una página y podré darle aliento a todas esas familias que aún no encuentran justicia, que con lucha se puede, la justicia debería actuar con más celeridad y menos complicidad,” manifestó.

Finalmente, contó que el mejor recuerdo que tiene de su hija es que siempre tenía una sonrisa en su rostro. “Siempre le dije que cuide esa sonrisa y así la recordaré a mi hija siempre como una persona sonriente, con sueños, con esperanza, con futuro. Y un chacal le truncó todo ese futuro, le cortó las alas pero ella está más presente y más viva que nunca. Siempre va a estar presente en el corazón y en la gente que la conoció a Cintia. Marcaba presencia que quizás no era para esta sociedad machista, misógina, retrograda como es Salta,” concluyó.

 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar