Segovia: “Se beneficia a los sacerdotes por el hecho de serlo y no por los actos que cometieron”

Sociedad 04 de julio de 2019
Luis Segovia, defensor de las víctimas Juan Carlos García y Carla Morales, quienes denunciaron al presbítero Emilio Lamas, actualmente en prisión domiciliaria, manifestó la preocupación por la reciente liberación Aguilera y la suspendió el juicio a Torino Rosa, otros curas acusados de abusos.
JUAN CARLOS GARCIA

Recientemente, en la justicia salteña benefició a dos sacerdotes denunciados por abusos sexuales, uno de ellos es el cura José Carlos Aguilera, quien fue liberado tras dictarse el sobreseimiento en la causa que se le imputa por los delitos de "abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual simple", por considerar que la acción penal está prescrita. Otro caso es el de la suspensión del juicio contra el cura Rosa Torino.

 “En el caso que nos compete, las denuncias contra Emilio Lamas, la defensa ya viene intentando que se declaren prescriptas las denuncias y que estas causas no se investiguen y no lleguen a juicio. Nos parece grave todo lo que está pasando, que la Corte haya decidido admitir el recurso que se interpuso y que se esté analizando la posibilidad de declarar la proscripción de la causa. Es un hecho que ha sido negado en dos instancias anteriores y nos parece que, de proseguir con esta manera y revertir la situación, va a generar un grave presente para la provincia y para todas las causas que se están investigando actualmente”, manifestó Luis Segovia.

Segovia es el abogado defensor de Juan Carlos García y Carla Morales, quienes denunciaron abusos por parte de Lamas. “Ya no tenemos caminos procesales que hacer porque ya hemos interpuesto todos los recursos, la Corte es la que ahora va a decidir, optamos por alertar a la sociedad de las cosas que están pasando y convocar a los sectores sociales y organizaciones de derechos humanos para que opinen y colaboren, que la Corte decida habiendo escuchado a todas las partes”, dijo.

El abogado manifestó que la causa ya está elevada a juicio y pronto se definiría la fecha para el inicio del mismo. “Nuestra causa avanzó y ningún juez la había declarado prescripta, pero la Corte de Justicia dedicó admitir un recurso de inconstitucionalidad que se interpuso, a pesar de que se lo había negado en una instancia, ahora se lo admitieron. Lamas  está con restricción de la libertad bajo la figura de arresto domiciliario esperando el juicio”, recordó el letrado.

Segovia manifestó la preocupación ante los beneficios que reciben los religiosos en Salta, a pesar de las graves denuncias. “En esta provincia se están tomando decisiones motivadas por convicciones religiosas y personales y no por criterios del estado de derecho. Se beneficia a los sacerdotes por el hecho de serlo, y no se actúa por los actos que cometieron. Tienen beneficios y privilegios”.

Con respecto a la negativa del monseñor Cargnello de colaborar con la investigación, Segovia reclamó: “El arzobispo de Salta, en lugar de ser citado a declarar, se le tomó una declaración por escrito y ahora en el eventual juicio que se hiciera quieren incorporar el testimonio de él por escroto. Tiene un privilegio de tal magnitud que no puede ser interrogado por las partes, la justicia no lo permite”.

En desarrollo

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar