Tecnología en la salud

Tecnología 10 de noviembre de 2019
Algunos aspectos positivos de la tecnología dentro del sistema de salud son mayor precisión en los diagnósticos y resultados. Además, permite reducir la invasión cuando se realiza un procedimiento médico.
tecnologia salud
tecnologia salud

Por si fuera poco, se tiene mayor acceso a los servicios y mejora significativamente la productividad del personal médico. 

Avances tecnológicos que ayudan a la salud

Todos hemos sido testigos de cómo la tecnología ha atravesado positivamente por muchos campos. Es así como además de acelerar los procesos, ofrece bienestar al ser humano como es el caso de la salud mediante el Sistema de Gestión de Clínicas y otras herramientas útiles que aplica la telemedicina. 

Numerosos procedimientos para determinar un diagnóstico y hacer un seguimiento del proceso de recuperación de una enfermedad son algunos beneficios que se obtienen al aplicar las tecnologías en el sistema de salud. Gracias a los avances realizados, incluso se puede concretar una cita médica por internet

Hace varios siglos atrás, solo era posible detectar la diabetes en una persona a través de una prueba de orina. El procedimiento consistía en ver si la secreción atraía hormigas. Sin embargo, hoy las cosas son totalmente diferentes. Ahora es posible practicarse una prueba desde casa con ayuda de un glucómetro. Por si fuera poco, ya los expertos aseguran que en unos años podremos tener acceso a dispositivos que se conectan al celular y envían la información al médico. 

Es cierto que resulta un verdadero desafío implementar los avances tecnológicos dentro del sector médico. Sin embargo, los beneficios son enormes. Por ejemplo, la calidad de atención médica mejora, los pacientes tienen mayor comodidad y se obtienen resultados más exactos. Por lo tanto, se puede decir que la tecnología ha llegado a complementar las capacidades humanas para ofreces un mejor manejo de las enfermedades. 

Un factor clave para las clínicas: la automatización 

A través del diagnóstico in vitro, se han podido notar los beneficios del influjo de la tecnología. Así, se han podido realizar ensayos, se optimiza el flujo de trabajo y se reduce el tiempo de espera para conocer el estado de una enfermedad. Por lo tanto, se puede determinar cuál es el tratamiento correcto, monitoreando correctamente la respuesta del organismo del paciente. 

Se prevé que para el 2020 se maneje alrededor de 75 millones de dólares para impulsar las tecnologías en el sistema de salud. De manera que se detecten más rápidamente las enfermedades crónicas y se desacelere el envejecimiento poblacional. No será ya un caso aislado utilizar robots para reducir el tiempo de un análisis médico  obtener más precisión en los resultados. Tampoco será necesario que el personal manipule directamente las pruebas. 

Fueron las técnicas de medición diseñadas alrededor de la década de los 80 las que permitieron introducir análisis médicos en software inteligentes de última tecnología para el momento. Probablemente, este haya sido el cambio más significativo dentro de los laboratorios en los últimos años. 

La tecnología ha permitido ser más veraz al proporcionar un dato final más preciso en análisis bioquímicos-moleculares. Estos tienen un impacto exponencial en el pronóstico, diagnóstico y seguimiento de una enfermedad. 

Clínicas que miran hacia el futuro

En vista de todas las ventajas que trae la tecnología al sistema de salud, no hay razones para no implementar sus herramientas. Estar más capacitados, mejorando la atención al paciente es sin duda la mayor ventaja de todas. Entonces, el médico podrá aumentar su productividad, siendo capaz de realizar funciones diferentes a las rutinarias. 

Los sistemas de gestión facilitan la interacción con el paciente, aumentan las finanzas y mejoran la planeación estratégica. Solo unos años más y en las clínicas estarán equipados con los servicios a distancia que ofrece la telemedicina. De manera que solo se necesitará hacer un clic para conocer un diagnostico medico casi de inmediato. 

Vale mencionar que estas innovaciones resaltan las capacidades del especialista, no las menosprecia. A través de las historias clínicas electrónicas, el profesional podrá determinar mucho más rápido cuál es la condición del paciente. Incluso podrá conocer la opinión de otros especialistas que lo hayan tratado con anterioridad. 

El desafío que se presenta para los sistemas de gestión es poder incorporar sus herramientas tecnológicas en hospitales, clínicas y laboratorios de todo el mundo. No obstante, no somos ajenos a los beneficios que ya estamos recibiendo. Por lo tanto, vemos un futuro prometedor para la salud mundial. 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar