Fracasó la conciliación por el despido de tabacaleros de Alliance One

Sociedad 03 de enero de 2020
Ayer se desarrolló la audiencia entre la empresa y el Sindicato de Obreros del Tabaco, en virtud de la conciliación obligatoria dictada por 246 despidos.
secretaria de trabajo
Secretaría de Trabajo

Tras la audiencia de conciliación obligatoria en la Secretaría de Trabajo, Alliance One confirmó que seguirá adelante con su plan de reestructuración dispuesta a afrontar incluso los costos de la doble indemnización que dispone la emergencia dictada por el Gobierno nacional hace pocos días, confirmó El Tribuno. Con esta posición irrevocable, los trabajadores se retiraron de la audiencia y se convocaron en la sede de la acopiadora en El Carril, donde hasta anoche se mantenían en asamblea.

"Estamos reunidos y debatiendo las medidas que podríamos adoptar. Hay mucho cansancio y desaliento entre la gente. Entre los que ya fueron despedidos y los empleados que aún mantienen su trabajo, también hay mucha incertidumbre, ya que sabemos que muchos telegramas aún no llegaron, pero la lista de despidos existe y la empresa no quiere dar marcha atrás", revelaron anoche algunos asambleístas.

Alliance One

La idea en un primer momento era permanecer en la sede de la tabacalera y evitar la entrada y salida, tanto de personal como de vehículos, como medida de fuerza ahora que comenzó el movimiento del tabaco en la región.

De todas maneras, quienes llevaban adelante la protesta ya conocían la intención de la tabacalera, en caso de continuar los reclamos en ese lugar, para llevar las líneas de acopio hacia otros lugares del Valle de Lerma. Las versiones en ese sentido indicaban que podrían abrir las tareas en una exacopiadora ubicada en La Merced.

A principios de diciembre del año pasado, se confirmó que la planta de acopio de la empresa Alliance One seguirá en la localidad de El Carril, pero las operaciones de procesado del tabaco se realizarían en la planta de Massalín de Rosario de Lerma. Esto significa, a partir de la presente cosecha, una reestructuración interna que implicó el despido de 246 trabajadores y una empresa a medio funcionar hasta que termine la compra de tabaco, es decir, hasta mayo aproximadamente.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar