Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas: “Se puede nacer y vivir con un corazón diferente”

Salud 14 de febrero de 2020
A principios del 2018, conocíamos la historia de Geo, un pequeño que con apenas tres meses, pasó por una serie de cirugías a corazón abierto luego de que le diagnosticaran una cardiopatía congénita compleja. Desde entonces, conformaron un grupo que acompaña y concientiza sobre el tema. Hoy, en el Día Mundial de esta patología, resaltamos la importancia de su diagnóstico temprano.
cardiopatias2

Son muchas las historias de vida que pasaron por InformateSalta. Desde nuestro portal hemos conocido casos emotivos, historias de lucha y numerosos pedidos de ayuda. Entre aquellas historias que llegaron a nuestra redacción, conocimos a Geo, un pequeño salteño que al nacer fue diagnosticado por tener una malformación en su corazón. Sin embargo, su historia es una de las tantísimas que ocurren. 

Hoy es  justamente el Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas y como cada 14 de febrero, se busca concientizar acerca de esta patología que figura entre las malformaciones más frecuentes del embarazo.


“Es la malformación más común que pueden tener los recién nacidos: le puede pasar a cualquiera”


Al hablar con Elena  y Felipe, padres de Geo, nos cuentan que a partir de lo que les tocó vivir con su hijo, fueron conociendo gente que pasó por casos similares hasta conformar un grupo que lucha por concientizar acerca de las cardiopatías congénitas.

Sonqoy: Se puede nacer y vivir con un corazón diferente

       

Si los internautas buscan en redes “Sonqoy”, se encontrarán con un grupo de padres y personas con Cardiopatías Congénitas que se unieron para acompañar, concientizar e informar sobre estas patologías.

Así como nos indica Elena Alonso, quien participa activamente en este grupo, este año sus tareas se abocan a difundir la importancia de lograr un diagnóstico temprano de estas malformaciones. “La campaña que estamos haciendo es para concientizar sobre la incidencia de la enfermedad, la frecuencia y diagnóstico temprano que salva vidas”, explica.

En torno a la detección de estas malformaciones, Elena nos señala que los estudios que permiten el diagnóstico no están dentro de los estudios de rutina que se hace la mujer durante su embarazo, por lo que es fundamental que los futuros padres exijan esos controles.


“Los estudios que diagnostican las cardiopatías no están dentro de los estudios de rutina que se le hacen al bebé o a la embarazada”


Las formas más comunes para llegar al diagnóstico son dos: por una lado, puede detectarse mediante un Ecocardograma fetal, que debe ser realizada por un cardiólogo; la otra forma es a través de una oximetría de pulso que se le hace al bebé al nacer.

A partir de esto y en caso de confirmarse la cardiopatía, la embarazada puede prepararse para el parto, en un lugar especializado para que al nacer, el bebé pueda ser contenido. En caso de detectarse al nacer, es fundamental que se informe sobre el tratamiento a futuro que deberá seguirse.

Cardiopatías, en números

Así como nos señala Elena, 1 de cada 100 niños nacen con cardiopatías, estimando 7000 casos al año en el territorio argentino.

Más de la mitad de los casos detectados requieren cirugías al menos en su primer año de vida y se estima que el 90% de los pacientes pueden corregir su diagnóstico si se trata tempranamente.

A través de Sonqoy, se invita a la gente con cardiopatías o familiares a reunirse, apoyarse, aconsejarse y ayudarse. El mismo lleva un año desde su formación y cuenta con numerosas familias que comparten sus experiencias.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar