Vaciaba bidones de herbicidas y se los vendía a los wichís para que junten agua

Justicia 01 de abril de 2020
Se trata de un sujeto, de nacionalidad boliviana, quien está acusado de comercializar recipientes con residuos de contenidos químicos utilizados para el agro. El acusado fue imputado por atentar contra la seguridad pública y la salud de la población. Hoy prestó declaración.
bidones

Luego que el pasado 30 de marzo, personal del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), le incautara 300 bidones de 20 litros cada uno, que estaban vacíos y en venta, el fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón, imputó provisionalmente a Marcial Alejandro Flores Mamaní por la supuesta comisión de los delitos de atentado contra la seguridad pública y la salud de la población.

El acusado, de nacionalidad boliviana, quien comercializaba los recipientes en un local ubicado en la avenida San Martín de Santa Victoria Este, concurrió a la audiencia de imputación asistido por un defensor particular y ejerció su derecho a declarar.

El fiscal Cazón sostuvo que dichos bidones, que contienen residuos de contenidos químicos utilizados para el agro, representan un serio problema de salud para las personas y principalmente para las comunidades aborígenes del Chaco salteño, quienes según supo nuestro medio, los utilizaban luego para juntar el agua que consumían a diario.

wichi

En el decreto de imputación consta la supuesta comisión del delito de violación a las leyes nacionales 27.270; 27.233 y 24.051 y a la Ley provincial de Medio Ambiente 7070 y 7812, en grado de autor.

Además, el fiscal indicó que el imputado, de 47 años, también cometió una clara violación al estado de aislamiento social y obligatorio con motivo del coronavirus.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar