Cómplice y culpable: el enojo de un bancario

Opinión 04 de abril de 2020
Me comunico desde mi lugar de ciudadano. También como empleado bancario pero por sobre todo desde el sitio de ser humano. Así vivimos el caos de abrir los bancos nuevamente.
pago a jubilados

En el día de la fecha concurrí a mi lugar de trabajo porque nuestras autoridades solicitaron nuestra presencia. Entiendo que por órdenes de funcionarios del estado , otras tantas del Banco Central.

Cómo pocas veces, cómo nunca siendo preciso, he sentido la sensación de ser cómplice y culpable por infringir un requisito indispensable como ser la cuarentena total ante la pandemia más letal de la historia humana y la cual la iniciamos cada ciudadano del país con la intención absoluta y prioritaria de cuidar la salud de todos y entre todos.

Yo me pregunto: ¿Cuánto vale la vida para quien pone por encima de la misma el dinero, los intereses, sus ganancias sus pérdidas, sus conveniencias?

Fui testigo de la notable exposición que sufrieron los jubilados, que sufrimos los empleados bancarios, los policías, guardias de seguridad, personal de limpieza. Visualicé en carne propia el egoísmo humano, la fatalidad, la carencia, la ignorancia, la malicia, de darle prioridad a cualquier factor por encima de la salud y de la vida misma.

Dios quiera no haya en estas benditas tierras, protegidas por el Señor y la Virgen del Milagro ni siquiera una pizca de virus ni siquiera un soplido de infectado porque podría ser con aviso previo, un desastre total.

Pido disculpas por mi complicidad y mi culpabilidad. Pido disculpas a mis padres, personas mayores y a todo mi entorno expuesto. Seguiré siendo cómplice y culpable porque nunca estuvimos unidos. Es demagogia decir que lo que se dice. No se dejen engañar y piensen por sí mismos. El poder siempre cuidará sus propios intereses. Nuestra salud y nuestro capital humano es más valioso y más importante que cualquier líder.

También me gustaría que los medios colaboren con la población, que sufre y padece la información manejada y dirigida de manera cruel por algunos sectores.

Seguiré siendo cómplice y culpable porque soy un simple peón del rebaño, pero convencido de actuar con bondad ,valores y agallas, y aclarando sobre quién es quién y cuál es cuál.

Por NC para InformateSalta

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar