El joven herido en Ballivián denunció a la policía: “Me apuntaron con la escopeta y me dispararon”

Sociedad El viernes
Lo dijo José, el muchacho que resultó lesionado tras un confuso episodio con la policía. Señaló que estaba afuera de su casa cuando uniformados llegaron para detenerlo. Tras forcejear con los efectivos, recordó que uno le disparó. Perdió un ojo y tiene perdigones en la cabeza.
ballivián3jpeg_phixr 1

Fue el martes cuando InformateSalta se hacía eco de un episodio que tuvo lugar en la localidad de Ballivián, cuando un motociclista resultó con una herida de bala de goma en el rostro, tras un confuso enfrentamiento que habría mantenido con la Policía y otros sujetos, según los trascendidos en aquel momento.

Sin embargo el muchacho, de nombre José, habló con este medio donde señaló que fueron los uniformados quienes llegaron a su casa a detenerlo de una forma violenta y, tras un forcejeo, uno de ellos lo apuntó al rostro disparándole, acción que le costó la pérdida de uno de sus ojos.

En las últimas horas José recibió el alta del Hospital San Bernardo, donde debió ser trasladado para su tratamiento. Tras dejar el nosocomio dialogó con InformateSalta donde rememoró lo que habría tenido lugar el domingo, cerca de las 22 horas. “Estaba en la vereda de mi casa, de repente llegó un móvil y los policías, todos violentos, bajaron a querer llevarme detenido, me opuse para que no me vean con mis hijos”, resumió.

“Dicen que una doctora de la sala de primerios auxilios me vio pasar en la moto, sin casco y sin barbijo, avisó a la policía par que me detengan”, inició su relato José quien continuó que “yo estaba sentado en un tronco, en la vereda de mi casa, cuando pasaron policías en moto tres veces, me vieron, daban la vuelta por la esquina, por la otra, volvían a pasar, en ningún momento frenaron la moto o se pararon a decirme que me vieron sin casco ni barbijo, o que los acompañe a la comisaría”.

ballivian2

Fue al rato cuando, mientras mandaba mensajes con su celular que “llegó un móvil, les dije a mis nenes de 4 y 6 años que entren a la casa, yo entré por detrás y cerré el portón de madera que trabo con alambre; cuando miro, los policías patearon el portón y me sacaron de mi casa dañándome, en media calle yo forcejeo con ellos, forcejeo va y viene, me paro e intento volver a mi casa pero ellos volvieron a sacarme”. En un momento deja de oponer resistencia y se queda quiero frente al móvil.


“Cuando miro a un policía que estaba delante, se hace a un costado y viene otro, me apunta en la cara con la escopeta y caigo al suelo, después me desperté aquí en Salta y la oculista me dice que perdí un ojo”


José dice que esa es la secuencia de imágenes que recuerda. Al parecer, después que cae herido, los vecinos salieron “y apedrearon el móvil, los corrieron”, pero no habrían estado con él en un primer momento. No obstante lamentó que sus hijos vieron todo lo que pasó. “El nene de 6 dice que no puede comer, no puede dormir, él se quedó paradito en el portón viendo todo”, agregó.

Tras recibir el alta radicó la denuncia, a la espera de alguna novedad, mientras seguirá un tiempo en la Capital por tratamiento médico. “Del ojo derecho me estoy recuperando de a poco, tengo perdigones aún en la cabeza, no me afectó tanto en el ojo derecho pero del izquierdo ya perdí la visión”, manifestó.


“Tienen que pagar lo que han hecho”


Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar