Dióxido de cloro: “Nadie murió por usarlo, al contrario, muchos se curaron”

Coronavirus 15 de julio de 2020
Así lo aseguró Virginia Cinalli, quien afirmó que el tratamiento no tiene ninguna contraindicación. Además resaltó que es extremadamente barato. “Vos podés curar un paciente por un dólar”, indicó.
dioxido

Pese a que especialistas médicos resaltaran los peligros de la utilización del dióxido de cloro como método para prevenir y combatir el COVID-19, Virginia Cinalli, una de las promotoras de su implementación en la provincia, en diálogo con InformateSalta, insistió en que “no existe ningún caso en el mundo registrado de alguien que se haya muerto” por usarlo, sino todo lo contrario.

Cinalli explicó que el dióxido de cloro son dos moléculas de oxígeno y una de cloro, por lo cual no existe peligro alguno. “Yo quiero que me expliquen cual es el daño que provoca el oxigeno dentro del organismo”, sostuvo.

En ese marco, apuntó contra aquellos que buscan demonizar su uso.  “Alguien me mandó un documento de un médico que dice que es peligrosa y la gente se puede morir, pero es todo lo contrario, con el coronavirus podés curar a la gente, se le está metiendo pánico a la gente, es imposible que algo que cura, puede matar”, manifestó.

Sobre su experiencia, comentó que en lugar de tomar pastillas antigripales, decidió echar mano al dióxido de cloro, con excelentes resultados. “En 4 horas yo estaba curada de una gripe que me dolía todo, estaba con fiebre, le pasó lo mismo a mi hija menor, se congestiona, lo probó, y dijo es milagroso”.

También relató el caso de una vecina, quien registró síntomas coincidentes con coronavirus a principios de marzo. “Estuvo 10 días, se hizo todo tipo de estudios, los médicos que vieron los test que tenía, las placas y los estudios le dicen que es muy probable que haya tenido coronavirus, y se curó en 24 horas”, subrayó.

Además resaltó su uso en otros países. “Se ha probado en todo el mundo, en Bolivia el Senado aprobó la utilización del dióxido de cloro, y en Ecuador la semana pasada 10 obispos le pidieron la renuncia al presidente de Ecuador del ministro de Salud porque prohibía el uso del dióxido de cloro”, sostuvo.

Por último, destacó su fácil acceso. “Es extremadamente barato, vos podés curar un paciente por un dólar. Hay gente que lo vende hasta en Mercado Libre y acá en Salta hay una chica que lo está ofreciendo gratis o a voluntad”, dijo.

 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar