Violencia sobre ruedas: Una mujer denunció a dos ciclistas que reventaron los vidrios de su auto

Policiales 29 de julio de 2020
La denunciante desmiente los argumentos de los ciclistas y aclara que jamás atropelló o agredió a los jóvenes que respondieron con una violencia pocas veces vista. “Si bajaba el vidrio, me mataba de una trompada”, dijo.
auto

En horas de la mañana de ayer la violencia se apoderó de las intersecciones de Avenida Bicentenario y Paseo Güemes. Como protagonistas, estuvieron dos ciclistas y una mujer a bordo de su vehículo que protagonizaron un entredicho.

Ante la confusión por el hecho circularon versiones y escraches por ambas partes. Lo cierto es que con el correr de las horas el hecho, que parecía confuso, comienza a esclarecerse.

Por un lado, los jóvenes iniciaron una campaña de difamación del incidente, escudándose en el accionar policial de oficiales que se encontraban en la YPF cercana y pudieron intervenir al momento. Reduciéndolos contra el asfalto, la policía logró detener a los ciclistas que, por un mal entendido, reaccionaron violentamente destruyendo a fuerza de puño el vidrio de la conductora.

El testimonio de la conductora

Elizabeth tiene 52 años y es docente. En estos momentos, sus manos y rostro evidencian las lesiones del accidente de ayer. Al dialogar con InformateSalta lamenta no solo lo ocurrido, sino el show mediático que se está dando por parte de los agresores, que están inundando los medios y redes de mentiras. “Ellos dicen cosas que no son ciertas: son mentiras y más mentiras”, explica.


 “Lo sentí como un hecho violencia contra la mujer, es violencia de género”


En su relato, la mujer explica que las molestias iniciaron cuadras antes del hecho. “Ellos venían de a dos, de la mano del conductor, venían uno al lado del otro, agarrados hombro a hombro. Les toqué bocina porque no es la forma de circular y ahí comenzaron los insultos y señas agresivas”, señala la mujer.

Ya en la intersección de Bicentenario y Paseo Güemes ocurrieron los hechos: “Uno pasó y otro se quedó a la par mía en el semáforo. El chico al dar verde, empezó a hacerme zigzag burlándose. Cuando hace esa burla se cae y aduce que yo lo toque, pero yo no lo toqué en ningún momento, el cayó por hacer las morisquetas”, continúa su relato.


“Es la primera vez que me sucede, estaba en shock: Si bajaba el vidrio de mi lugar el chico me daba una trompada y me mataba. Estaba sacado, golpeando con una fuerza bruta”


La mujer no iba sola, sino que del lado del acompañante iba su esposo, que también pertenece a la fuerza policial y no pudo accionar para evitar problemas laborales. Como resultado, los dos ciclistas quedaron detenidos y la mujer avanzó con la denuncia en la que relata los hechos. Por su parte, los ciclistas, de 28 y 31 años, denunciaron maltrato policial e intervino la Oficina de Asuntos Internos para determinar el desempeño de los efectivos. 

Para finalizar, la denunciante manifestó ante InformateSalta tener miedo por las posibles represalias que puedan tomar los jóvenes: “Quedamos asustados”, concluye.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar