Caso Di Marzo: Una testigo afirmó ser atacada por el imputado

Justicia 05 de agosto de 2020
En el tercer día del juicio por el homicidio de la joven trans, una testigo dijo que fue agredida por José Gareca, la misma noche en que éste arremetió contra la primera. Su declaración.
multimedia.normal.a899773be8ad83e2.61645f6e6f726d616c2e6a7067

Este miércoles tuvo lugar la tercera jornada del juicio contra José Gustavo Gareca, imputado por homicidio agravado por mediar violencia de género en perjuicio de Mirna Antonella Eva Di Marzo, ocurrido en la madrugada del 21 de octubre de 2018, en la localidad de General Güemes.

Entre las personas que declararon en la fecha se encuentra una joven, testigo de la querella, quien relató haber sido víctima de una agresión por parte del imputado, la misma noche en que Gareca atacó a Di Marzo.

Según su declaración Gareca comenzó a seguirla, la alcanzó y le preguntó la hora. Ella le dijo que no tenía cuando él comenzó a golpearla en la cabeza y en la cara. Ante esto, ella empezó a gritar, haciendo que un chico que pasaba le tirara al imputado una lata de cerveza, tras lo cual el agresor salió corriendo. 

La testigo, quien dijo haber radicado denuncia por este hecho, también recalcó que Gareca vestía un jean y una camisa a cuadros con colores fuertes, de tonos naranjas, descripciones que se enmarcan con las realizadas por otras de las personas que viene prestando declaración en el proceso judicial.

Por otra parte quien declaró fue Samanta Morales, quien aquel 21 de octubre observó que  un hombre “flaco, alto, con camisa rosadita o anaranjada” pateaba y pisaba algo en la calle, cerca del boliche Caribe Disco. La testigo contó que se encontraba en inmediaciones del local bailable con su hermana y vieron a un sujeto parado junto a una reja que pisaba y pateaba algo. 

“No sabíamos que era una mujer. Pensábamos que estaba empastillado y que golpeaba la reja o a un animal. También vimos que levantó algo. En ese momento frenó un auto rojo y el hombre comenzó a correr hacia mano izquierda. Estuvo como media hora pareando y golpeando”, detalló la testigo.

Morales explicó que ella no se acercó a ver por miedo, pero su hermana sí lo hizo y descubrió que la víctima era una mujer. “Ella me dijo que tenía la cabeza reventada. Y se fue a avisarle a la policía que estaba en la puerta del boliche que había una chica tirada en la calle”, concluyó.

Las que no te podes perder