Estremecedor relato de la hija del comisario Burgos, denuncian abandono

Coronavirus 11 de septiembre de 2020
Familiares del ex jefe de la División Motorizada de la Policía de Salta, quien anoche falleció por coronavirus, harán una presentación judicial contra la clínica Virgen de Urkupiña.
burgos

La pandemia del Coronavirus se siente con más fuerza en Salta, las víctimas fatales aumentan a diario, hospitales, clínicas y laboratorios no dan a basto, el panorama es desolador. En la fuerza policial ya se produjeron numerosas bajas de efectivos abocados a la lucha contra la pandemia.

Claudio David Burgos, ex jefe de la División Motorizada de la Policía de Salta perdió la pulseada contra el virus. era un hombre fuerte, todo hacía pensar que iba a sobrevivir, pero la familia denuncia que lo dejaron morir en la clínica donde estuvo internado, aseguran que no quieren entregarles el teléfono celular del comisario.

comisario burgos

“Quiero decirles que mi papá estaba bien, tenía oxígeno pero no tenía respirador mecánico, usaba el oxígeno cuando lo necesitaba. Podía comer, podía ir al baño, estaba muy fuerte. Hace dos días atrás le pusieron un plasma, el primer plasma que él pidió. No me dieron el parte médico durante esas 48 horas, no sabíamos cómo había evolucionado. Él estaba muy contento con el plasma. Ayer me pidió que solicitara el segundo plasma pensando que con eso iba a ser suficiente para él”, dijo una de las hijas de Burgos en el portal del Valle.

Desconsolada, la chica contó que se mantenían en comunicación constante con el padre a través de mensajes de textos. “Ayer a las 16 horas él dijo que no podía más, que tenía mucha tos, que no iban a verlo. Mandó un video tosiendo, tocaba el botón y nadie lo iba a atender. En el momento en que él mandó ese mensaje, yo estaba hablando con el doctor Rivadeneira, exigiendo que me de un parte médico. En el momento en que estábamos hablando, el doctor no estaba en la clínica, le pedí que vaya a verlo que mi papá lo necesitaba, él me respondió que no estaba en la clínica”. 

En la desesperación, la hija del comisario se comunicó con la mesa de entrada de la clínica, “llamé a guardia, me dijeron que mi papá estaba con el médico, en ese momento le mande un mensaje a mi papá preguntando si lo estaban atendiendo y me dijo que no. Mi papá estaba solo cuando se ahogó y nadie lo fue a ver. A la hora me llamó el doctor Rivadeneira diciendo que mi papá se había descompensado, que le tenían que colocar el respirador mecánico”. 

De acuerdo a lo que habían comunicado desde la clínica a la familia, Burgos tuvo un paro del que no pudo sobrevivir. “Nos llamaron y nos dijeron que mi papá había entrado en un paro, los médicos lucharon 45 minutos, él seguía luchando. No nos quieren dar el celular porque ahí está todo lo que él decía, mi papá estaba en contacto con mucha gente”. 

Las que no te podes perder