Tartagal espera un rebrote de casos de COVID-19

Coronavirus 11 de septiembre de 2020
La localidad norteña logró un descenso de contagiados y pudo flexibilizar algunas actividades, principalmente el comercio, sin embargo, creen que los números podrían llegar a crecer en las próximas semanas.
Tartagal

Tartagal, que fuera la localidad salteña más golpeada por el COVID-19 algunas semanas atrás, logró una leve disminución en los casos de COVID-19 confirmados a diario, sin embargo, creen por algunas flexibilizaciones, pueden llegar a tener un rebrote.

Al respecto, Santiago Vargas, secretario de Gobierno de Tartagal, dijo a FM Profesional que, si bien están pasando por unos días más aliviados, a diferencia de Capital y Orán, con una gran cantidad de contagios y fallecidos, temen que su situación pueda agravarse nuevamente.  

“Preocupados porque estamos esperando un rebrote, que es lo que se ha dado en los distintos lugares no solamente de Argentina sino del mundo, tratando de cuidar y empezar una serie de difusión, propaganda, publicidad, pidiendo a los vecinos que no nos dejemos estar, que no nos confiemos porque la verdad que es una enfermedad que contagia mucho, tenemos un sistema de salud muy endeble y la verdad que no podemos volver a pasar por lo que ya pasamos hace un par de semanas”, indicó.

salteños recuperados de covid-19

El funcionario municipal dijo que oficialmente, sus números actuales no alcanzan ni el 1% de su población pero de llegar el rebrote, como ocurrió en otros lados del mundo, ese número puede llegar a ascender al 10%, con alrededor de 7 mil personas contagiadas.

“Con ese 10% de población contagiada nosotros podemos esperar que siga el contagio, ojalá que no de la misma forma y al mismo tiempo saber que hemos tomado una serie de medidas para flexibilizar desde el sector comercial, el gobierno provincial nos dio el ok para que los comercios abran, hoy tiene abierto la mayoría de sus rubros, de 8 a 16 horas, lo que implica que haya un movimiento importante”, expresó.

 

Las que no te podes perder