Instaló su parque de diversiones, lo sorprendió la pandemia y lleva 8 meses sin trabajar

Sociedad 22 de octubre de 2020
Mario, administrador de un parque errante, llegó en marzo a Tartagal y sus juegos quedaron armados sin poder hacerlos funcionar hasta ahora. Subsiste con sus ahorros a la espera de poder trabajar.
parque diversiones tartagal

Mario llegó junto a su familia y a sus empleados del parque de diversiones en el que trabaja hace 20 años a la ciudad de Tartagal. Allí se instaló y armó todas sus atracciones para divertir a grandes y chicos. Pero cuando estaba listo para abrir se suscitó una situación que lo impidió hasta el presente: la pandemia.

En diálogo con VideoTar el propietario de un parque de diversiones errante contó cómo está atravesando este difícil momento, sin poder trabajar, sin poder movilizarse, sin poder irse a otra provincia, sin generar ingresos estando al límite de la subsistencia.

“Llegamos con los primeros camiones el 10 de marzo, ocupamos a 30 personas para armar el parque y terminamos un viernes, ‘debutamos’ el sábado 14 de marzo”, recordó en primer lugar. Sin embargo dijo que al abrir esa jornada “llegó la policía con patrulleros para cerrarnos el parque, cuando aún no era la cuarentena, ni nacional ni provincial”.

Si bien lo dejaron trabajar aquella noche, al día siguiente llegó una notificación diciendo que ya no podía prestar sus servicios de divertimento. “Nos notificaron que no podíamos trabajar, así que no hemos debutado y todo quedó armado” desde entonces, sin generar sonrisas ni tampoco sustento.

Mario se quedó solo con su familia y sus juegos, armados y quietos. Sus empleados se volvieron a sus lugares de origen y él subsiste con los ahorros que le quedaron pero, lentamente, se están agotando. “Estamos para debutar, queremos hacerlo, hemos quedado solos con mi familia y no me puedo reconvertir, no puedo poner cualquier otro negocio porque mi rubro es este, una inversión grande y un sacrificio al que me dediqué toda mi vida”, expresó.


“Estoy subsistiendo con recursos propios, con ahorros, pero todo tiene un límite”


Sin ayuda del Gobierno de ningún modo, tampoco se puede ir a otra provincia porque “están todos los límites interprovinciales cortados y, si voy a instalarme a otra ciudad, no me van a habilitar”, lamentó. Por eso pide que, ya con todos sus juegos armados y probándolos constantemente, desde la comuna lo deje poner en marcha las atracciones y, además de su sustento, generar las risas que por estos días están haciendo mucha falta.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar