El caso de Betty Saravia puede sentar un precedente: La legítima defensa por violencia de género

Justicia 04 de noviembre de 2020
Hoy llegará a su final el juicio contra Ángela Beatriz Saravia, que hirió a su pareja, Luis López, en una situación de violencia intra familiar y le produjo lesiones por las que murió días después. Lo que dijo una psicóloga del Poder Judicial.
1604453785631

Ángela Saravia aceptó la responsabilidad del crimen después de inventar al menos 9 versiones diferentes tratando de ocultar su responsabilidad, según dijo porque sufría violencia de género. Sus defensores apelan a la "legítima defensa" y el fiscal pide 9 años por "homicidio". 

El caso es importante porque el fallo puede sentar un precedente en la materia, indica hoy El Tribuno.

Ángela Beatriz Saravia (35) está siendo juzgada en el Salón de Grandes Juicios (Sala VII) del Poder Judicial de esta capital por el delito de "homicidio agravado por la relación de pareja preexistente en perjuicio de Luis López".

El juicio colegiado está a cargo de los jueces de la Sala VII del Tribunal de Juicio, María Livia Carabajal (presidente), Paola Marocco y Francisco Mascarello (vocales). Por el Ministerio Público Fiscal interviene Ramiro Ramos Osorio y la defensa de la imputada está a cargo de los doctores Martín Plaza y Josué Díaz Cueto,

Ayer a la mañana comenzaron los alegatos. El fiscal descarta la emoción violenta y la legítima defensa del análisis de las pruebas producidas. Sostiene que se trata de un "homicidio".  En tanto que los abogados defensores de Ángela Beatriz Saravia solicitan su absolución por legítima defensa.

Ramos Ossorio sostiene la acusación por homicidio agravado y solicita circunstancias extraordinarias de atenuación dado el contexto en que ocurrió el hecho y solicita se le aplique una pena de nueve años de prisión efectiva y que se revoque el beneficio de prisión domiciliaria.


Al cabo de varios días de audiencia y tras distintas declaraciones testimoniales, preocupa sobremanera la percepción que los diferentes actores involucrados en el juicio tienen acerca de la violencia de género.



En la audiencia de ayer la psicóloga del Poder Judicial, Mónica Quinteros, sostuvo que "la violencia de género también la puede cometer una mujer en contra de un hombre". Para Quinteros, Ana Beatriz Saravia no pudo hacer sufrido violencia de género porque no encuadra en el estereotipo de mujer “sumisa”. Para que una mujer sea considerada víctima de violencia debe ser sumisa obediente y no hostil en defensa de su integridad”.

Fuentes judiciales dijeron que el Código Penal deja "amplios márgenes de interpretación". "Parecen desconocer totalmente la legislación vigente, tanto nacional como supranacional que protege los derechos de las mujeres", sostuvo Josué Cueto, uno de los defensores.

"Betty Saravia, fue víctima de violencia de género por parte de su pareja y es en ese contexto donde se defendió de forma legítima del agresor. Realizó reiteradas denuncias y hoy está siendo acusada de homicidio porque en un acto de defensa terminó hiriendo a su pareja, que murió luego de permanecer varios días en el hospital. Si ella estaría muerta estaríamos hablando de un femicidio", dijo Plaza.

Desde el Tribunal hicieron lugar a la presentación del Amicus Curiae por parte de la Multisectorial de Mujeres Asociación Civil, desde donde advierten que la imputada fue objeto durante años de violencia, desprecio y manipulación por parte de su expareja. Había denunciado en más de una oportunidad a López por violencia de género.

"Si bien en la presente causa no se trata de un caso de violencia de género stricto sensu, entendemos que estamos frente a una investigación por delito donde el razonamiento judicial estuvo substancialmente basado en estereotipos y prejuicios de género y puede configurar violencia simbólica (ley N§ 26.485, art. 5 inc.5)", apuntaron las representantes del Amicus Curiae.

Los hechos

Consta en la causa que el 17 de diciembre del 2018, Luis Leonardo López (28) resultó apuñalado. Su pareja dijo que se encontraban los dos consumiendo bebidas alcohólicas en su domicilio, pero se ausentó para ir a la casa de su madre unos minutos y, al regresar, encontró a López en el suelo, sangrando. Al ver esto, lo llevó a la cama y llamó a la ambulancia.

La víctima fue internada en el Hospital San Bernardo, donde ingresó en código rojo con una herida de arma blanca. Falleció en ese nosocomio el 24 de febrero de 2019.

La mujer había dado nueve versiones falsas sobre los autores del homicidio hasta que aceptó la responsabilidad porque sufría violencia de género.


La legítima defensa en situación de violencia de género, una nueva figura que podría surgir tras este caso.


Un caso que puede sentar precedentes

"Este es un litigio estratégico porque, desde un hecho particular, se sienta precedente para futuras causas y estamos hablando de violencia de género. El caso de Betty no puede ser nunca homicidio porque se trata de defensa propia desde el punto de vista de la perspectiva de género. Estamos convencidos de ello y nos avalan varios fallos de la Corte Suprema. Si recibimos un fallo adverso, vamos a seguir apelando hasta llegar a la máxima instancia", explicó Plaza.

Sin embargo, desde el Ministerio Público, el fiscal Ramiro Ramos Ossorio pidió que le den 9 años de prisión a la mujer por considerarla autora de un "homicidio". El fiscal descarta que haya sufrido una emoción violenta y haya actuado en legítima defensa

La sentencia se llevará a cabo el día miércoles 4 de Noviembre a las 9. El juicio se transmite en vivo.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar