Ojeda declaró más de cinco horas y dio detalles de la última vez que vio a Diego, días antes de la muerte

Nacional 30 de noviembre de 2020
ojeda

Este lunes Verónica Ojeda se acercó hasta la fiscalía de San Isidro para declarar en la causa que investiga la muerte de Diego Maradona. Al salir, no quiso hacer declaraciones a la prensa. Quien lo hizo fue la actual pareja y abogado Mario Baudry, que dio detalles de cómo vivía el ídolo del fútbol en la casa del barrio San Andrés donde se instaló tras haber sido operado de un hematoma subdural en la cabeza.

 “Verónica declaró durante varias horas y el fiscal le pidió que no haga declaraciones, y por respeto a la investigación eso va a hacer. Todas las preguntas que le hicieron redundaron hacia lo que ella vio, quién la llamaba para decirle cómo estaba Diego, cuando la dejaban entrar y cuando no”, explicó el abogado en la puerta de la Fiscalía en Sn Isidro, acompañado por Ojeda, que se mantuvo un paso atrás y no habló con los medios.

En ese sentido, indicó: “El que siempre hablaba con nosotros era primero la psiquiatra y después el doctor Leopoldo Luque. Se está investigando si hubo o no abandono de persona y por eso es muy importante todo el trabajo que se viene en los próximos días”.

Al hacer referencia a propiedad en el barrio San Andrés, el abogado fue claro y aseguró: “No estaba en condiciones para una internación domiciliaria. La casa no estaba preparada para eso y los responsables de eso son los que firmaron su salida de la clínica Olivos. Estaba en una habitación chiquita sin baño, un play-room al que le sacaron los muebles para ponerle la cama y le pusieron un baño químico. Si tuvo que pasar sus últimos días así me parece lamentable porque no se lo merecía”.

Frente a esto remarcó: “Muchas veces se lo hizo saber al doctor Luque y a la psiquiatra que el lugar no estaba acondicionado para Diego y ellos respondían que se iban a encargar. En principio hay varias negligencias y habrá varios responsables porque alguien no hizo lo que tenía que hacer. Si Diego tenía una patología cardíaca, tenía que haber estado atendido por esa cuestión del corazón y no lo estaba”.

El abogado explicó además que el lunes anterior a la muerte del exjugador de la Selección, Ojeda fue a visitarlo por pedido de la hermana de Matías Morla: “Ella la llamó y le dijo si podía ir a ver a Diego porque estaba solo. Vero es de las pocas que podía entrar a la habitación y era recibida por él. Cuando llegó, se encontró con el custodio y la enfermera de los fines de semana. Diego estaba tirado en la cama, habló y saludó a Dieguito”.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar