Apostamos por la pasión ¿Y la religión?

Sociedad 27 de abril de 2021 Por InformateSalta
futbol 1

Con frecuencia surge en las conversaciones, un tema muy interesante cuando de deporte se trata. El deporte más practicado en la mayoría de las naciones del mundo es sin duda el fútbol, pero hay países donde el fútbol va más allá del deporte y, se convierte en una religión. La disciplina y la pasión de la gente hacia el balompié trasciende de las canchas, la gente respira y vive en torno al fútbol. Cuando los niveles de emoción generados por algún jugador son muy elevados, pueden llegar a ser inolvidables para los aficionados y, sus proezas, consideradas milagros. En Suramérica tenemos a los dos más grandes de la historia, afortunados que somos y, en torno a ellos, se han establecido comunidades de creyentes. El D10S consagrado en la Argentina y el Rey que llevó a Brasil a portar el título de pentacampeón mundial, que al día de hoy sigue siendo indiscutido. 

Apostamos por aquello en lo que creemos. En el mundo, el deporte más apasionante para ver, y también para apostar, es el fútbol por su carácter de impredecible. Para poder seguir la pasión de este y muchos otros deportes, las mejores apuestas se deben hacer sólo en los mejores sitios. Por eso, páginas como casasapuestasdeportivas.es, donde podemos darle valor a nuestra pasión más allá de cada fin de semana, recomiendan sólo casas de apuestas seguras y confiables. 

Apostarle al fútbol suramericano

Al revisar la historia del fútbol continental, el favoritismo por los equipos argentinos no es coincidencia, puesto que tienen 25 campeonatos y 12 subcampeonatos. Su dominio a nivel de clubes no tiene igual a nivel mundial, siendo también una de las ligas que más exporta jugadores para las mejores ligas del mundo. Tan laureada está la Argentina, que el balón de oro, premio al mejor jugador del mundo de cada año, también es dominado por argentinos.

futbol 2

Brasil por su parte le compite de cerca, con 20 campeonatos continentales y 15 subcampeonatos; además son la selección con mayor cantidad de títulos mundiales, para nada un dato menor. El futbolista suramericano es referente en las mejores ligas, característico por la irreverencia que manifiestan dentro del terreno de juego, que hacen que más que un deporte, sea un espectáculo para ver una y otra vez. Sabiendo esto, el hándicap de apuestas donde se encuentre un futbolista suramericano, es mayor que el resto.

Las apuestas en el fútbol no son para todos

Ahora bien, sabemos que podemos sacarle provecho monetario a lo que nos apasiona, de camino a casa o al laburo, podemos jugarle algunas monedas a nuestro equipo, apostarle a los resultados del día e incluso apostar por quien o quienes marcarán, las combinaciones son muchas. Supongamos que hacemos lo mismo con nuestro trabajo, apostar dentro del mismo no está bien, porque pudiesen alterarse los resultados y, la consecución de objetivos, por un miembro del equipo que pudo sacar provecho de información sensible. 

apuestas-deportivas-imagen

Por esa misma razón es que los deportistas tienen prohibidas las apuestas, para evitar cualquier clase de acción que pueda influir en las competiciones profesionales. Aunque la apuesta sea a la victoria de su equipo, ese no suele ser el comportamiento más común de aquel que desea obtener una ganancia superior, por tener información que no todos pueden acceder y, no solamente información, también poder de acción. No hay mucho que decir respecto a los jugadores que han sido castigados por apostar e influir en los partidos, es un acto de corrupción cuya pena es tan fuerte, que podría suspender de por vida a un deportista, muy duro para cualquiera. 

Lo sagrado del fútbol 

Esta bella pasión adquirió el mote de religión cuando Dios se posó sobre la tierra. Admirado por muchos, idolatrado por otros y discutido por absolutamente nadie, Edson Arantes do Nascimento “Pelé”, no tuvo ni ha tenido comparación en sus hazañas, no por nada, fue nombrado El Rey del fútbol. Nadie como él, aunque algunos pocos se han acercado a su reino, y como no podía ser diferente, los más destacados son suramericanos. Comencemos por Brasil, su país natal, ha dado a muchos hijos prodigios del fútbol, pero solo uno puede decir que ganó en cuanta competición participó, Ronaldo de Asis Moreira “Ronaldinho”, quien tiene en su palmarés la Copa mundial de la FIFA, la Copa Confederaciones, Copa América, Copa libertadores y Copa de Europa, además de los trofeos de las ligas en donde participó, Ronaldinho es recordado como la sonrisa del fútbol, y gracias a ello nadie lo olvidará. 

Diego Armando Maradona “el pelusa” revolucionó el fútbol por su forma de jugar, con gallardía y habilidad, en un fútbol donde los bajitos eran menospreciados, la zurda de oro de Argentina se hizo gigante para darle a su país el título de campeón del mundo. Sus goles ante Inglaterra quedaron para la historia y son referencia siempre, de hecho, uno de ellos sigue siendo considerado el mejor gol de la historia de los mundiales. Entre sus “milagros” también destaca hacer campeón a un equipo del sur de Italia por primera vez. El Napoli se lo agradecerá eternamente al 10, y para no olvidarlo, el estadio lleva el nombre del gran Diego.  

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar