Proponen suspender hasta el 31 de diciembre de este año las ejecuciones hipotecarias derivadas de créditos UVA

Legislativa 31 de mayo de 2021 Por Sebastián Villagrán
zottos

El diputado nacional por Salta, Andrés Zottos, con el acompañamiento de otros seis legisladores, presentó  un novedoso proyecto de ley para suspender hasta el 31 de diciembre de este año las ejecuciones hipotecarias y prendarias derivadas de créditos bajo los sistemas de indexación de unidades de valor UVA y UVis. En la norma se propone también que los tenedores puedan transformar el monto adeudado en un nuevo crédito con amortización por el sistema Alemán o Francés.

Zottos mantiene desde hace tiempo contacto permanente con organizaciones y grupos de damnificados y viene bregando por una solución para miles de deudores de estos créditos para vivienda y compra de automotores, los que se ven imposibilitados de afrontar las cuotas por la escalada inflacionaria que lleva varios años, mientras el capital termina superando el valor de los bienes objeto de los préstamos.

Por ahora, el gobierno nacional congeló, en el marco de la pandemia, las cuotas, pero el remanente tendrá que ser pagado posteriormente. Es por ello que ley se propone “otorgar certeza en montos de cuotas y plazos de cancelación, a fin de evitar que, si todo sigue así, haya una catarata de ejecuciones por la imposibilidad de pagar las cuotas adeudadas”, según se señala en los fundamentos del proyecto, firmado también por los diputados nacionales Eduardo Bucca, Luis Contigiani, Enrique Estevez, Jorgue Sarghini, José Luis Ramón y Alejandro Rodríguez.

El proyecto del diputado Zottos solicita la “urgente intervención del Estado” para recomponer la situación de equilibrio y equidad en la forma en que están diagramados los UVA (Unidad de Valor Adquisitivo” y UVis (Unidad de Vivienda Actualizada diariamente por el costo de la construcción). También crea el Registro Nacional de Deudores de esos créditos hipotecarios y prendarios, cuya función principal será evaluar la situación social, económica y financiera de cada tomador, a fin de establecer un sistema de prioridades. No es lo mismo, por ejemplo, una vivienda única que alguien que los sacó para hacer negocios o refaccionar una mansión.

En cuanto a la suspensión de las ejecuciones hasta el 31 de diciembre de 2021, el proyecto faculta al Poder Ejecutivo Nacional a prorrogar la norma por el plazo de 180 días.

 

Sebastián Villagrán

Periodista.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar