Navarro Montoya reveló cómo fue la traumática muerte de su hermano: “Terminaba un partido y lloraba”

Deportes 02 de mayo de 2022
Navarro Montoya

El columnista de F90 (ESPN) y ex arquero profesional, Carlos Fernando Navarro Montoya, recordó este lunes una etapa muy difícil de su vida: la muerte de su hermano Edgard Robert. Con el sincericidio de Carlos Zambrano como disparador (dijo que se siente “a un paso del retiro”), el “Mono” pidió “humanizar” a los futbolistas, y para ello evocó la dura historia familiar que protagonizó en 1990.

Primero, valoró la colaboración que le dio en su momento su ahora compañero de programa Carlos Cai Aimar, por entonces, entrenador suyo en Boca Juniors. “A mí el Cai en un momento de mi vida me ayudó mucho. Yo tenía enfermo a mi hermano, que después murió. En ese momento, yo cometí errores alguna vez. Porque yo no estaba bien. Yo terminaba un partido y me ponía a llorar. Y lo sabe el Cai, pero la gente no”, subrayó.

En ese sentido, pidió ser “más tolerantes con el futbolista”, porque “el (jugador) que llega a Primera División es bueno”. En tanto, relató qué lo ayudaba en atravesar aquel duro trance: “El entrenamiento era un escape. Era un buen diván para mi situación”. Asimismo, reveló una anécdota de su hermano que pone en valor el fútbol desde el punto de vista lúdico.

“Mirá si será fantástico este juego. Luchó por un año y dos meses con la leucemia, y él quería salvarse para volver a jugar a la pelota. Él vivía para eso. Llegó un momento que a mi hermano lo pinchaban en el dedo gordo del pie porque no encontraban más lugar para pincharlo”, dijo a corazón abierto. Su hermano Ricky fue delantero de Deportivo Español, donde jugó 18 partidos, hasta que tuvo que dejar la actividad producto de su dolencia.

Por eso, se definió como “muy respetuoso de los futbolistas” por su propia historia, e hizo una autocrítica. “Yo soy hijo de futbolista, padre de futbolista, hermano de futbolista y yo tuve maestros de la vida que fueron futbolistas. A veces, entiendo desde el lugar que tengo ahora, que tengo que ser más tolerante con el error. Debemos. No tenemos que deshumanizar al futbolista”.

Lejos de ponerse como único ejemplo, el exportero dijo que no es el único que jugó con una situación personal difícil a cuestas. “¿Sabés cuántos compañeros de nosotros salían a jugar, y sabíamos que se habían peleado con la señora, o había fallecido alguien? Y por ahí ese tipo jugaba mal”.

Carlos Navarro Montoya (derecha) y su hermano Edgard (izquierda)

Después, se propuso desmitificar “la mirada de superhéroe” que se tiene sobre los jugadores de fútbol. “Yo siempre digo: vamos a un baño como cualquiera, cuando vamos a jugar un partido, tenemos miedo como cualquiera. Y hay futbolistas que le tienen miedo al pelotazo. Tenemos que acabar con eso de la perfección del futbolista, del superhéroe”, concluyó. /La Nación

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar