Depresión en la vida de un estudiante: trucos y consejos

Sociedad 22 de junio de 2022
depresión

La vida de los estudiantes es más dura de lo que parece y es perfectamente entendible que los alumnos tengan momentos de debilidad durante sus vidas académicas. Muchas veces el estrés de los exámenes, de las tareas, de no saber a qué dedicarse cuando acaben sus carreras o el propio hecho de elegir carrera pueda llevarles a situaciones críticas que pueden ser difíciles de superar. A lo largo de este artículo trataremos de dar algunos trucos y consejos que todos los alumnos pueden aplicar en su día a día para evitar situaciones de estrés innecesarias y hacer sus vidas estudiantiles mucho más llevaderas. 

Consejos para evitar depresión en estudiantes

Si eres estudiante o tienes estudiantes en tu entorno cercano habrás experimentado la irascibilidad y la incomodidad que se vive en el ambiente durante las épocas de exámenes. Son momentos de agobio extremo porque todo el mundo quiere sacar la mejor nota posible ya que, como siempre han dicho, de eso dependerá tu futuro. Es muy fácil encontrar un ensayo gratis sobre la depresión en internet y en este podrás ver como la clave para evitar llegar a esto es relativizar las cosas y no tomarse todo tan a pecho y es que es imposible lidiar con situaciones tan estresantes sin acabar viniéndose abajo en algún momento. 

Para que los apliques en tu vida o se los muestres a alguien que siga estudiante, aquí se muestran algunos consejos que todo estudiante debería de aplicar en su día a día para evitar situaciones de estrés y ansiedad como consecuencia de los estudios: 

  • Ponte metas realistas: esto es muy importante y es una de las razones de que la gente se acabe agobiando con los resultados obtenidos. No trates de tener un 10 en todos los exámenes, porque eso solo te llevará a decepcionarte si no lo consigues, que es lo más probable. Esto no quiere decir que seas conformista, sino realista. Tú mismo debes de ponerte los objetivos, pero sé sincero y ponte objetivos que creas que puedes conseguir.
  • Haz ejercicio: muchos estudiantes tienden a pensar que cuanto más estudien mejores notas van a sacar, pero eso no siempre es cierto. Hay que relajarse, despejarse, oxigenar la mente y para eso nada mejor que el ejercicio. Se recomienda al menos 45 minutos de ejercicio moderado al día y, por desgracia, la mayoría de estudiantes no ponen esto en práctica.
  • No te compares con los demás: las notas hacen mucho daño y muchas veces los alumnos tienden a comparar sus calificaciones con las del resto de compañeros. Esto no es buena idea, porque lo único que puede conseguir es frustrar al alumno que ha conseguido una nota inferior.
  • Aprende a vivir con la incertidumbre: esta es una de las cosas que más le cuesta al ser humano y no solo a los estudiantes. La incertidumbre genera agobio, estrés, pero hay que saber vivir con ella, porque hay muchas situaciones en la vida en las que esta estará presente. La incertidumbre por las preguntas de un examen, por la nota que habrás sacado…el preocuparte por ella no te llevará a ningún lado, por tanto, lo más inteligente es no preocuparse. Siempre se ha dicho: “lo hecho, hecho está” y es cierto.
  • Descansa lo necesario: esto no significa que te pases el día durmiendo, ni mucho menos, sino que tienes que descansar de manera eficaz. Muchas veces no hace falta dormir 12 horas para estar descansado, sino que 7-8 horas de sueño de calidad serían más que suficientes. Es mucho mejor para nuestro cuerpo acostarse pronto y levantarse pronto, que dormir las mismas horas pero dormirse mucho más tarde. La calidad del sueño es mucho mejor que la cantidad. 

 estudiantes


Conclusión

Hay que relativizar las cosas, vivir el presente y plantearse metas alcanzables y es que sino la vida estudiantil puede ser un completo calvario. Hay que socializar, hacer amigos, disfrutar de tu tiempo libre y, por supuesto, estudiar. Con este artículo no se quiere decir que haya que estudiar poco, ni mucho menos, sino que hay que ser organizados y dedicar a cada cosa el tiempo que merece. Una buena sesión de estudio acompañada de un rato de deporte y una charla con unos amigos será mucho más enriquecedora que una tarde entera leyendo los apuntes una y otra vez tumbado en la cama, bebiendo un refresco y sin tomar el aire en todo el día. 

BIO

Robert Griffith pasó gran parte de su vida estudiando y de hecho, sigue haciéndolo en la actualidad porque disfruta de aprender. A pesar de esto, siempre ha tenido claro que el estrés es una cosa que se decide o no tener y Robert siempre fue consciente de esto y pudo tener una vida académica divertida, enriquecedora y que disfrutó enormemente. 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar