La violaron y asesinaron, pero aún no saben quién fue por una insólita razón

Nacional 30 de junio de 2022
brisa

Brisa Abril Formoso Sobrado (19) nunca imaginó que una salida para divertirse con amigos terminaría de una manera tan horrenda. La chica fue violada y estrangulada con su pantalón, en Ranelagh (Berazategui). A siete meses y medio del femicidio, la Justicia no pudo determinar quiénes fueron los responsables.

¿Por qué? Por una insólita razón: el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires no tiene reactivos para hacer el procesamiento y análisis de las muestras de ADN, por una cuestión presupuestaria.

"En el cuerpo de mi hija había tres ADN, o sea que hay otras personas involucradas en el femicidio que están libres", advierte Lidia Gabriela Paz (40), mamá de la víctima, en diálogo con Clarín.

El cuerpo de Brisa, que la noche del crimen había ido a una fiesta en la Sociedad de Fomento San Marcos, fue hallado el 14 de noviembre de 2021 en un descampado entre las calles 45 y 147.

Brisa Formoso Sobrado (19), junto a su mamá y su bebé.

La pericia de los ADN fue iniciada el 29 de marzo pasado, pero el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires no tiene reactivos para hacer el procesamiento y análisis de las muestras. El abogado de la familia, Javier Ferreira, señala que "se importan y su precio es en euros".

El fiscal que interviene en el caso, Daniel Ichazo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 1 de Berazategui, dice a Clarín que "la Procuración se comprometió a tenerlos para fines de la última semana de junio".

El único detenido por el asesinato es Hugo Iván Morales (23). Está imputado por "abuso sexual con acceso carnal en concurso real con homicidio calificado".

"Su móvil era tapar el abuso, por eso la mató, y la pena en expectativa es cadena perpetua", explica Ferreira. Y confirma que Morales "nunca culpó a otra persona por el femicidio".

El abogado, que integra la ONG Ayuda a Víctimas de Violación (Avivi), aclara sobre Morales: "Estaba lleno de rasguños en el cuerpo y la cara que no pudo justificar. También tenía ropa con sangre en el lavarropas". Un video lo capta a él junto a la víctima en la fiesta.

A su vez, el abogado estima que "el fiscal, después de recibir las pruebas de ADN, va a citar a cinco sospechosos, entre ellos la ex pareja de Brisa y padre de su bebé, Fabián Nahuel Prado".

La relación de Brisa y Fabián (25) terminó porque él ejercía violencia contra ella. "La ahorcó adelante del bebé y lo denunciamos en la Comisaría de la Mujer. Le hicimos una perimetral, ahí enloqueció y pasó todo esto", sostiene la mamá de la joven.

Y agrega: "Después de la perimetral, Fabián amenazó a mi hija con matarla y lo volvimos a denunciar. Eso fue dos meses antes del crimen. Por eso, creo que el femicidio estuvo planeado".

En el audio, al que accedió Clarín, el joven la amenaza para que le deje ver a su hijo: "Yo voy a ir y te voy a patear todo, no me importa nada a mí, en serio te estoy diciendo. Es más, donde te vea en la calle te voy a cagar a palos, no me importa estar en cana ni nada. En serio te digo. Te voy a matar".

Las sospechas de la familia

Existen varias dudas alrededor del crimen. ¿De quiénes eran los tres ADN que aparecieron en el cuerpo de Brisa? ¿Entre ellos estaba el de Morales? ¿El ex de la joven participó del femicidio?

La mamá de Brisa cree que también hay otras personas involucradas en el caso, como su sobrina Agustina Belén Formoso Sobrado (20), con quien la víctima fue a la fiesta el viernes 12 de noviembre.

"Dijo a las cámaras de televisión que a mi hija se la llevó del brazo Morales, pero cuando declaró negó haber dicho eso. Después sostuvo que mi hija se fue sola, por su propia voluntad, con él", relata.

Además, asegura: "Entré a la cuenta de Facebook de mi sobrina porque la mamá me dio la contraseña y le saqué captura a los mensajes que intercambiaba con su amiga Nicol Gázmey y Jorge Dos Santos, alias Jorghito K-sur", de 19 y 20 años, respectivamente.

Brisa Abril Formoso Sobrado y Nicol Gázmey.

En las conversaciones, el chico le confirma a Agustina Belén que mataron a Brisa y que él no fue porque se había ido a dormir. Gabriela dice que él estuvo con Iván Morales esa noche en la fiesta y explica: "Dos Santos declaró que vive en Kennedy Sur, donde se pierde mi hija".

Mientras que en el chat que mantiene con Nicol, Agustina Belén le reclama a su amiga que se quedaron en la fiesta y si no hubiesen seguido ahí se habría "evitado" el femicidio.

"Las pibas la entregaron a mi hija", sostiene Gabriela sobre Nicol y Agustina Belén. Y añade: "Esa noche ellas vieron todo y después dieron falso testimonio. Mi sobrina se fue del barrio después del crimen".

Los chats tras el crimen de Brisa.

La mamá de Brisa cuenta que "las chicas declararon que se fueron antes de la fiesta, pero Nicol sin querer subió en esos días una foto en Instagram y Facebook con mi hija de esa noche y ella supuestamente se fue antes".

Sobre la imagen explica: "Mi hija estaba re drogada, por los ojos me doy cuenta, y Nicole tenía la gorra de Iván Morales". Calcula que la foto la sacaron a las 7 de la mañana.

Gabriela no conocía a Nicol y solo sabe que vive a la vuelta de la casa del ex de Brisa, Fabián Prado. "Para mí está involucrado el ex novio de mi hija. Lo vi en un video pasar con el padrastro de esa Nicol a las 8 del sábado 13 de noviembre, el ex se queda en la esquina de la 45 y 150, y una hora después sale Iván Morales del descampado, se lo ve en el video en la 45 y 147".

Los mensajes tras el femicidio.

El cuerpo de la víctima fue encontrado en la tarde del domingo en una zona descampada entre las calles 45 y 147.

Pese a las sospechas de Gabriela sobre la participación en el femicidio de la ex pareja de Brisa, las dos chicas y el amigo de Morales, ninguno está imputado.

El femicidio

La noche del viernes 12 de noviembre del año pasado, Brisa salió de su casa junto a su prima Agustina Belén para asistir a la fiesta que hacía la Sociedad de Fomento San Marcos, ubicada en la calle 142 y 56. No llevaba celular y solo tenía la tarjeta SUBE.

A las 8 de la mañana del sábado, Gabriela notó que su hija aún no había regresado. Se comunicó con Belén Agustina, quien le contó que Brisa en la fiesta había discutido con Fabián Prado y que, luego, la encontró con Morales. Según sus dichos, a las 5.30 la vio por última vez dentro de la Sociedad de Fomento y no supo más nada de ella.

Iván Morales, detenido por el femicidio de Brisa Formoso Sobrado (19).

Cerca de las 19 del sábado, una amiga de la víctima dijo que cerca de las 10 se la cruzó a Brisa cerca del barrio Bustillo, en Plátanos, con Morales. Se presume que la mataron esa mañana.

Los familiares de la víctima denunciaron que Morales llegó a la fiesta, donde nadie lo conocía, y ponía "pastillas de Clonazepam" en los tragos, que luego convidaba a las adolescentes, para drogarlas y aprovecharse de ellas.

"No hay cámaras en el trayecto que hace Brisa desde que se va de la fiesta con Morales y otras personas, pero sí lo captan a él salir de una cabina, encapuchado, del descampado donde la mataron, entre las calles 45 y 147. Se determina quién es, le allanan la casa y encuentran la ropa de la chica", dice el abogado Ferreira. Inmediatamente el sospechoso quedó detenido.

A siete meses y medio de ese fatídico fin de semana, la mamá de Brisa sigue pidiendo justicia y que se determine quiénes mataron a su hija. Pero la falta de presupuesto judicial impide identificar a los culpables. /Clarín

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar