Juicio por Brigadistas de Guachipas: fuerte cruce entre las partes previo al inicio del debate

Justicia 15 de octubre de 2019
Surgió tras leerse las acusaciones, tanto de la fiscalía como de las querellas. Las defensas plantearon nulidades, las que fueron contestadas en duros términos, en especial por un querellante, que fue llamado al orden por el tribunal de juicio.
WhatsApp Image 2019-10-15 at 14.01.54

El debate, iniciado tal como estaba previsto en la Sala de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial, levantó temperatura al momento en que el juez, Diego Rodríguez Pipino, se disponía a iniciar la etapa testimonial tras la lectura de la acusación penal del Ministerio Público, como así también de las querellas.

Como se sabe, el juicio se sigue  contra tres ex funcionarios de Defensa Civil, entre ellos el subsecretario, Víctor Jesús Ola Castro y otros subalternos, Roberto Durnelli y Víctor César Dagum. Los  mismos están acusados de incumplimiento de deberes de funcionario público y homicidio culposo de  los brigadistas Martín Albarracín (27 años), Víctor Ferreyra (37), Matías Daniel Vilte (22) y Mauricio Valdez (27).

Los jóvenes murieron atrapados en un incendio forestal ocurrido el 27 de octubre de 2014, en la zona del cerro “El Acheral”, en la localidad de Guachipas. El Ministerio Público Fiscal, en tanto, está representado por la fiscal penal, Mónica Poma. La querella por las familias de Valdez y Vilte, por su parte, están representadas por los abogados Fernando Teseyra  y Marcelo Arancibia, mientras que por Albarracín lo hace Carlos Humberto Saravia, siendo también parte del debate, el representante legal de la Fiscalía de Estado.

valentia eterna brigadistas fallecidos

Tras la lectura de las acusaciones, uno de los defensore solicitó la palabras antes de que el juez Rodríguez Pipino de paso a la declaración de dos testigos, y lo hizo para plantear la nulidad del debate por entender que se había violado el principio de congruencia procesal, por lo que no existe tampoco garantía de defensa en juicio para su cliente.

El abogado se quejó por las dos acusaciones, una de ellas por el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público, de neto corte doloso, y la subsidiaria, de homicidio culposo, la que no puede, a su entender, debatirse sobre elementos de pruebas que fueron producidos en función del primer delito.

Criticó la desprolijidad de los acusadores, incluso llegó a sostener que “las querellas no tienen certeza de lo que están acusando”, por lo cual solicitó se declare la nulidad del debate, seguidamente su colega, Poclava, adhirió al pedido.

Brigadistas fallecidos en Guachipa

Réplica

En seguida, la fiscal Poma, al tener el turno para contestar los planteos, solicitó que sean rechazados, el primero por entender que se trata de un recurso totalmente extemporáneo, pues el defensor debió hacerlo durante el proceso penal previo al juicio.

Adujo, por ello, que los acusados no enfrentar ninguna cuestión sorpresiva, pues conocen las acusaciones desde hace más de dos años. Asimismo, señaló que Albarracín sí estaba presente en la sala de juicio, con lo cual queda zanjada la legitimidad del querellante Saravia.

Reúnen documentación por el caso de los brigadistas muertos en Guachipas

Teseyra, por su parte, fue un poco más enérgico y solicitó también se rechace la nulidad, pues el principio de congruencia establece la violación del mismo cuando una acusación se pretende llevar adelante siendo hechos distintos, mientras que en este caso los hechos son los mismos, “la muerte de cuatro personas en un incendio forestal”. Se quejó por lo inoportuno del planteo defensivo, sin haberlo hecho previamente y ahora mostrarse “sorprendidos”, cuando desde hace cuatro años conocen claramente porque están siendo requeridos por la justicia.

Por su parte, Saravia fue más allá y se refirió a los defensores con términos de “chicana”, “chapa de cuervo abogado” y “falta de hidalguía”, entre otros, los que señaló en distintas oportunidades, hecho que generó la protesta de los defensores, la que fue recogida de inmediato por el juez Rodríguez Pipino, quien llamó al orden al letrado.

Arancibia, en tanto, fiel a su estilo, guardó la compostura y solicitó con fundamentos legales el rechazo de los pedidos, pedido que fue decidido a favor de la fiscalía y los querellantes por parte del juez de juicio, quien de esta manera cerró este conflicto y dio paso al testimonio de dos familiares.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar