Diputados debaten la ley de Góndolas y supermercadistas están en alerta

Legislativa 20 de noviembre de 2019
Antes de que se trate el proyecto oficialista en sesión especial, junto con fabricantes de alimentos y bebidas advirtieron que esa ley facilita la injerencia estatal en una actividad privada.
diputados

La reforma de la legislación sobre Alquileres y la llamada "ley de Góndolas", para combatir prácticas monopólicas, son los temas centrales de la sesión especial que realizará hoy la Cámara de Diputados, que además tiene en su agenda unos 70 proyectos consensuados entre el oficialismo y la oposición.

A pesar de que todavía no fue aprobada, la Ley de Góndolas ya puso a supermercadistas y fabricantes de alimentos y bebidas en alerta. La batería de cuestionamientos va desde las propias críticas a una legislación que consideran "arbitraria" y "abusiva" hasta presentaciones en la Justicia para evitar su puesta en marcha como pretenden impulsar tanto desde el actual gobierno de Cambiemos como la próxima dupla presidencial de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, según destacó iProfesional.

inflacion

La "ley de Góndolas" busca regular la competencia de marcas de los supermercados con el fin de impedir conductas monopólicas. Entre sus puntos clave, la iniciativa establece que los productos de una misma marca no podrán acaparar toda la góndola del supermercado, pero la discusión entre Cambiemos y la oposición está en si hace falta poner un límite.

El dictamen de la mayoría, redactado por el FPV y el Frente Renovador, establece que será del 30 % el límite que tendrán los supermercados para poner productos de una misma firma en la góndola, mientras que el despacho promovido por Cambiemos dice que una sola empresa no podrá acaparar toda la góndola y propone que en ella haya al menos tres proveedores diferentes.

El sector de alimentos y bebidas y los supermercados ya se mostraron en desacuerdo con la propuesta. Hasta ahora, los equipos técnicos de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) y de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) vienen trabajando en la elaboración de informes que detallan los problemas que para el sector traería la norma.

Uno de los problemas que destacan de la norma es que generaría "competencia desleal", ya que sería aplicable nada más que para las cadenas, mientras que para el resto no habría una regulación similar, evitando así costos agregados que generaría esta nueva norma para los grandes supermercados.

Además advirtieron que si la ley se pone en marcha no tendrán otra opción que despedir personal abocado a las tareas de reposición y cerrar sucursales. Esta amenaza está vinculada a los límites que se le impondrían a los productos elaborados por una misma empresa que ya no necesitaría de tantos repositores para abastecer sus lugares en las góndolas.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar