“Gritan que no respira, dale”, el dramático audio de las llamadas tras el ataque de los rugbiers

Nacional 22 de enero de 2020
Escuchá el audio.
villla

"Hola.Tengo en Le Brique, un masculino. Le dieron una golpiza y quedó inconsciente. Está muy golpeado". Así empezó la conversación entre la operadora de la Secretaría de Seguridad y el SAME provincial. Eran las 4.55 de la madrugada del sábado y Fernando Báez Sosa, de 18 años, estaba tirado en el piso tras el brutal ataque de un grupo de rugbiers a la salida del boliche de Villa Gesell.

El segundo aviso llegó tres minutos más tarde, a las 4:58. "Tengo dos, tres llamados del mismo evento. Gritan que no respira. Dale", se escucha insistir a la mujer, en un audio que difundió el canal Crónica.


Escuchá el audio:

"Vi que le pegaban todos", relató Fiamma, la empleada del local en el que Fernando compró un helado pocos antes de que lo mataran a golpes. Esa testigo fue la última persona que habló con el joven estudiante asesinado en Villa Gesell.

"Pasaron no más de cinco minutos desde que Fernando salió del local hasta que comenzaron a pegarle. En ese momento escuché los gritos", agregó la joven, quien ya declaró ante la fiscal Verónica Zamboni.

La madrugada que mataron a Fernando, Fiamma atendía desde un recinto vecino al local a los clientes que ingresaban y se paraban ante el monitor para pedir lo que querían comprar. Este sistema evita el contacto directo entre los empleados y los clientes.

"Fernando no se defendió porque no podía", expresó la joven empleada, que escuchó los gritos a través de los micrófonos instalados en local. La Justicia solicitó al propietario del comercio las grabaciones de las cámaras y las conversaciones.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar