Comerciantes de Tartagal, preocupados por el impacto económico de la cuarentena

Interior 15 de abril de 2020
Vendedores de galerías comerciales solicitaron al Municipio un permiso para vender por pocas horas, a fin de poder palear un poco el impacto que está generando el aislamiento. Serían cerca de 200 las familias perjudicadas por el aislamiento decretado por Nación.
tartagal

Son muchos los sectores preocupados por el impacto que genera y va a generar la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno de la Nación, a modo de prevención ante el coronavirus. Uno de los sectores que ya están sintiendo el efecto negativo por el aislamiento es el económico, sobre todo por comerciantes y vendedores quienes se ven imposibilitados de tener un ingreso con el cual subsistir.

Estas complicaciones se registran en todos los puntos de Salta, tanto en la Capital como en el interior. En la ciudad de Tartagal, por ejemplo, vendedores de galerías de ropa mantuvieron un encuentro con autoridades municipales, a las cuales les pidieron abrir un par de horas al día, para poder conseguir un ingreso que les permita cumplir con la cuarentena.

Sin embargo, desde el Ejecutivo municipal se vieron en el penoso deber de negarles la solicitud, dado que la medida del resguardo en casa y las excepciones son decretadas por el Gobierno de la Nación, viéndose la comuna imposibilitada de facilitarles lo que piden.

PUESTEROS DE LOS SHOPPING PIDEN ABRIR SUS LOCALES...

Publicado por La CRUDA NN en Lunes, 13 de abril de 2020

“Nos vamos a tener que abocar a la venta online, a domicilio, hay que respetar hasta el 26 de abril”, informaba una de las vendedoras a sus colegas al final de la reunión con autoridades municipales, las cuales les dijeron que “con todo el gusto del mundo nos dejarían trabajar unas horas, pero esto es un Decreto Nacional que debemos cumplir”.

“Pedimos que nos dejen trabajar unas horas, a la mañana y con las medidas necesarias”, señalaba otra comerciante al sitio La Cruda NN, quien agregó que son 200 los vendedores los que están pidiendo la autorización. “No se llegó a ninguna solución, porque esto es un Decreto Nacional que tenemos que acatar todos”, lamentó.

Pese a la buena voluntad de la comuna y sin poder ayudarlos, los comerciantes están preocupados. “Nos gustaría abrir, vivimos de nuestros trabajos, a mí solo me quedan deudas, me están corriendo los gastos que no puedo cubrir”, aseveraba una vendedora. 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar