El calvario de Rubén, taxista salteño que ganó un auto 0KM en lo de Guido Kaczka

Medios 09 de agosto de 2020
No todas fueron buenas después de ganar el auto. El conductor confesó que está atravesando un duro drama personal y pidió ayuda frente a las cámaras.
abu

Rubén Luis Martínez fue conocido por el mundo televisivo hace muy pocos días. Es que en la última semana se ganó un taxi 0KM en el programa Bienvenidos a bordo, conducido por Guido Kaczka. Sin embargo, no todas fueron buenas para el conductor tras obtener semejante premio. En diálogo con Canal 9, reveló el duro calvario que le está tocando atravesar: no puede ver a sus hijos.

“No me los dejan ver. Uno sabe con quien se casa y no con quien se separa. La madre no quiere (que los vea). No me dejan tener contacto con ellos. Y eso que voy… ojalá mis hijos me estén viendo. Como siempre les digo, su papá los ama y pienso todos los días en ellos”, enfatizó Rubén, padre de siete hijos a los cuales no tiene la posibilidad de contactar.

Por otra parte, el taxista confesó lo difícil que fue marcharse del hogar en donde convivía con su expareja: “Me rompieron el auto, me tiraron la ropa… Yo no me llevé nada. Cuando una cosa no va más, no va más. Yo también merezco ser feliz”. Por otro lado, Rubén realizó un desesperado pedido frente a las cámaras para poder reencontrase con sus hijos.

“Quiero tratar de llegar a mis hijos de alguna forma. Ellos tienen que saber que los amo, que papá siempre va a ser papá. Ahora tengo mucha felicidad, pero me falta esa parte”, cerró el participante ganador, quien ahora está a la espera de poder tener ese tan anhelado encuentro para poder festejar lo obtenido en el programa de Guido Kaczka.

 


 

Las que no te podes perder