El Gobierno presiona a las automotrices para que bajen los precios, tras el derrumbe de las ventas

Nacional 08 de mayo de 2014
En la Rosada consideran que el desplome en el mercado interno -en abril cayeron las operaciones a las concesionarias un 40% y los patentamientos disminuyeron un 35,5%- es consecuencia de la disparada en los valores de los vehículos

La grave crisis que atraviesa el sector automotriz no le es indiferente al gobierno de Cristina Kirchner, cuyo equipo económico viene manteniendo sucesivas reuniones en busca de encontrar una salida que permita repuntar la producción local y las ventas al mercado interno así como revertir la contracción de las exportaciones a Brasil.

En ese marco, el Ejecutivo les transmitió un mensaje claro a los industriales y sindicalistas: no dispondrá cambios en materia impositiva ni modificará las tasas de interés que se aplican a los planes de financiación para la compra de vehículos hasta que los fabricantes no concreten una rebaja significativa en los precios al público de los 0 Km, que en promedio subieron un 35% desde diciembre.

De acuerdo a lo consignado por el diario El Cronista, los funcionarios mantuvieron diversas reuniones en los últimos días para evaluar alternativas destinadas a contener las complicaciones que atraviesa la actividad por la caída de las ventas internas y externas, situación que ya derivó en unas 12 mil suspensiones de trabajadores de terminales y autopartistas.

Para el Gobierno, pese a la fuerte devaluación de enero, la estructura de costos del sector debería haber sido ajustada alrededor de un 19% durante los primeros cuatro meses del año, por lo que interpretan que “no fueron razonables” las subas aplicadas por las terminales, añadió el matutino.

Durante las audiencias, trascendió, los funcionarios presionaron a las terminales para que recorten los precios de algunos modelos, como primera medida para recomponer el nivel de ventas internas. Una vez logrado ese objetivo, estaría dispuesto a evaluar la posibilidad de alguna modificación impositiva o de un programa de créditos blandos para la compra de vehículos, como planteó el titular del gremio de Smata, Ricardo Pignanelli, junto con Asociación de Concesionarias (Acara), quienes acercaron días atrás a la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Las terminales, hasta ahora, se mostraron poco dispuestas a conceder lo planteado por el Gobierno. Solo GM lanzó esta semana una promoción específica de un 15% en el precio de su modelo Chevrolet Classic para liquidar stock en concesionarios. El resto de las empresas no prevé cambios en los modelos masivos, según deslizaron en el sector al diario.

Por su parte, Peugeot, que suprimió un turno de producción y suspendió a 1000 obreros por tiempo indeterminado, decidió retrotraer los valores de sus modelos más exclusivos, como el 508, un 49 por ciento. Así, pasó de valer en abril $845.900 a costar ahora en mayo $427.229.

Volkswagen adoptó la misma política que la marca francesa y envió a su red de concesionarias las nuevas listas con estas inusuales rebajas. El caso más llamativo es el del modelo Passat que de
$911.414 que costaba la semana pasada, vale hoy $414.860, un 54% menos. Otro caso curioso de esta terminal es la Touareg Hybrid que de un día para el otro redujo su precio en $800.000.

Fuente: Infobae.com

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar