Fabiana Cari: “Cuando veía que iba a llegar la noche entraba en pánico”

Sociedad 23 de abril de 2021 Por InformateSalta
rescate 3

Fabiana Cari, la joven de 28 años que estuvo perdida 3 días en los cerros de la Quebrada de San Lorenzo y sobrevivió casi sin comida, contó en primera persona a CNN Salta cómo fue atravesar semejante experiencia.

En este sentido, dijo que para ella lo más temible venía cada vez que anochecía. La primera noche durmió, o al menos lo intentó, en la yunga, en medio de los árboles y la segunda se quedó al costado del río.

“Trataba de estar un poco más tranquila pero cuando veía que se acercaba la noche, entraba con un pico de desesperación pero trataba de mantener la calma. A la noche entraba en pánico pero no sé cómo hice para aguantar. La noche la re sufrí. Pero por suerte no me pasó nada, no me picó nada, no se me cruzó ningún bicho raro”, expresó.


Fabiana CariDieron de alta a Fabiana Cari: “Estoy re bien, ahora me quiero ir a dormir”

Sobre el momento en que se separó de sus dos amigos, indicó que alrededor de las 13 de domingo quiso quedase a descansar, después siguió caminando hasta que tomó un mal camino y se perdió tras una caída. “Me caí en realidad, en una parte empinada, caí varios metros. Cuando quise salir ya no sabía dónde estaba. Cuando pude salir del bosque, ya no encontré el camino”.

Asimismo, aseguró que no es montañista ni escaladora, que suele hacer caminatas muy tranquilas y esa zona en particular conocía solo hasta la entrada de la Quebrada, no más allá. “Cuando vi a los rescatistas, me puse muy feliz, porque creí que tenían que pasar 24 o 48 horas hasta que se inicie una búsqueda”.

Fabiana manifestó que nunca pensó que iba a poder sobrevivir a una situación como la que vivió. “No sé de donde saqué fuerzas para seguir, encima no me lesioné, eso es lo que más me sorprendió, cuando estaba ahí lo que más miedo me daba era  lastimarme las piernas y que no pueda caminar o golpearme la cabeza. Yo pensé que si me pasaba no iba a aguantar ni una noche, pero la adrenalina te hace resistir. No dormía, estaba casi sin comer y aún así me mantenía. Es como un milagro”.

 

 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar