Un paciente de 74 años con coronavirus fue “descartado” y murió: necesitaban su cama para salvar a un joven

Nacional 28 de mayo de 2021
paciente

La virulencia de la segunda ola de coronavirus provocó el colapso del sistema sanitario en varias provincias del país. En ese marco, una familia de Córdoba denunció que un hombre de 74 años murió luego de ser “descartado” para salvar a pacientes más jóvenes.

Se trata de Gastón Pavia, quien fue diagnosticado con coronavirus el lunes pasado y con el correr de las horas su estado de salud se agravó, por lo que debió ser internado en el Sanatorio del Salvador, de la capital de la provincia.

Sin embargo, el último miércoles el hombre murió y su familia aseguró que le habían asignado una cama, pero finalmente la utilizaron para un paciente más joven.

“Estamos muy tristes porque lo descartaron por gente más joven”, indicó Carolina, una de las hijas del hombre. Su hermana, Daniela, por su parte, reveló que buscaron infructuosamente una cama en UTI en el sector público y privado y que su papá “murió buscando un respirador”.

Luego de que la denuncia tomara relevancia pública, el director de la clínica privada, Andrés Peñaloza, aseguró que Piva ingresó “con un pronóstico muy malo de evolución por Covid-19”, y luego de darle una cama en terapia “ingresó otro paciente con una situación más grave”, a quien finalmente se le asignó.

Al respecto, el director explicó que el caso del último paciente era considerado con patología de “urgencia” y el caso de Piva era de carácter de “emergencia”, por lo que “requiere de una solución en las próximas 12 o 24 horas”.

“La cama se ocupó y a posteriori se arbitraron medios para crear y disponer de otra sala con respirador, para lo cual había que cumplir ciertos procesos, movimientos institucionales. El paciente fue quemando etapas y lamentablemente falleció“, agregó Peñaloza.

Por último, el director aseguró que no se trató de una “elección” y reiteró que se trabaja “dualmente” para que cada paciente pueda ocupar una cama dependiendo de sus necesidades.

“No estamos hablando de elección, de asignación de la última cama”, remarcó Peñaloza y señaló que Piva “requería una unidad que al tratarse de una emergencia, en ese camino, recibió la asistencia y se va trabajando dualmente: ver si en algún sector hay una cama disponible y al mismo tiempo habilitar los procesos para atenderlo”.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar