Desaparece definitivamente la feria del Parque San Martín, se va a los barrios

Municipal 13 de octubre de 2021
parque

En medio del conflicto con manteros del centro, al municipio capitalino se le abrió un nuevo frente: el de los feriantes del parque San Martín. En este caso, el asesinato de un puestero dejó al descubierto la existencia de mafias que se disputan este espacio público. Ante este nuevo escenario violento, la comuna tomó una salida de emergencia: reubicarlos en ferias barriales, mientras aún se discute dónde se reubicará a los ambulantes de las peatonales.

Ayer por la mañana un grupo de feriantes del parque se acercó al Centro Cívico Municipal para reunirse con las autoridades comunales que decidieron levantar todos los puestos del pulmón verde de la ciudad, luego del asesinato de Nahuel Vilte. "Censamos a 79 feriantes", informó a El Tribuno la secretaria de Gobierno municipal, Frida Fonseca, en referencia al sector del parque que quedó sumido bajo el conflicto la noche del sábado, cuando el joven fue acuchillado en plena vía pública.


Pulleiro ParqueTras el crimen, Seguridad y municipio cercarían el parque San Martín cerrándolo por la noche


El objetivo del censo, según explicó la funcionaria, es tener una base de información "validada" para posteriormente relocalizarlos en las ferias barriales que actualmente llegan a ser 50, en distintos puntos de la ciudad.

Dicho censo consta de un informe social y económico de cada integrante. "Consultamos el lugar donde tienen residencia, la actividad que desarrollan, el origen de la mercadería, qué planes sociales reciben", repasó la exconcejal.

La informalidad ganó

Consultada por la situación en la que venían trabajando los comerciantes del parque, Fonseca si bien reconoció que había un "avance de la informalidad", aseveró que la decisión de la actual gestión fue ser flexibles atentos al creciente desempleo. "Por la situación económica de la pandemia entendíamos que muchos vecinos avanzaron con la venta para poder subsistir", explicó.

La muerte de Nahuel puso sobre la mesa no solo la discusión por el uso del espacio público, sino que también develó que la administración de dichos espacios era gestionada por los propios feriantes. En este sentido Fonseca indicó que "detrás de las ventas ambulantes hay otras estructuras con métodos coercitivos y amenazas".


Recién ahora la Municipalidad advirtió que la administración del espacio público era gestionada por los propios feriantes. "Hay estructuras con métodos coercitivos y amenazas".



El parque continúa prohibido para la instalación de los vendedores y por el momento continuará de esta manera. Los únicos que tienen permitido trabajar en la zona son los feriantes de los puestos verdes ubicados al lado del lago.

El representante de los feriantes habilitados, Carlos Godoy, indicó que realizó diferentes reclamos ante el municipio por la actividad irregular que observaba. La última nota que presentó fue el miércoles pasado, previo al violento fin de semana.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar