5 consejos para planificar los exámenes de diciembre y febrero

Educación 04 de diciembre de 2021 Por InformateSalta
escuela - pocos alumnos

Lo primero que se necesita cuando hablamos de exámenes, es encontrar las estrategias para un óptimo rendimiento. La clave es saber cómo organizarse.

“Si los chicos del secundario deben rendir materias es importante que armen una planificación sobre cada examen que se vaya a dar. Saber exactamente cuáles son, en qué fechas se rinde, cuánto tiempo hay para estudiar, qué tiempo se le va a dedicar a cada una y si se precisa de un profesor particular o no”, plantea Florencia Gujis, psicopedagoga (M.P. 1.528).

Las instancias de examen en diciembre y febrero, muchas veces definen si se pasa de año o no. Los chicos padecen esta presión y las familias, cansadas, no dudan en pagar un apoyo escolar, sobre todo en las materias más específicas.

“Llega un momento en que los papás no sabemos cómo ayudarlos en materias muy específicas como física, química, contabilidad, por ejemplo. No tenemos los conocimientos para acompañarlos de manera adecuada y no queda otra que pagar un profesor particular y no es fácil. Quizás se puedan armar grupos de dos o tres compañeros y pagarle a un profesor que los ayude, sería enriquecedor porque el trabajo en equipo es positivo para el aprendizaje”, opina Gujis.


Secretaría Deportes Municipal 02Variedad de actividades deportivas gratuitas en distintos espacios de la ciudad

Para preparar una materia completa se necesitan alrededor de entre 10 y 15 clases.

Algunos consejos para estudiar en casa:

  • Estudiar en silencio y hacer breves descansos. Diez minutos por cada hora es lo ideal.
  • No dejar toda la materia para el último día. Marcar objetivos que se puedan alcanzar día a día.
  • Cuidar el lugar de trabajo: que haya buena luz, silencio y ventilación.
  • Eliminar cualquier distracción digital.
  • No descuidar los horarios de comida y sueño.

Siempre es menester recordar que “llevarse materias” es una nueva oportunidad de aprender, no es un fracaso. Lo mejor que pueden hacer los adultos es ayudar a los chicos para que generen el hábito del estudio, incentivando el placer por el saber y la adquisición de nuevos conocimientos.

“Para que esto no sea un caos es importante que los padres sigan estando presentes en la vida escolar de los chicos, sobre todo cuando pasan del nivel primario al secundario. Hay que estar al tanto de cómo van durante el año y asistir a las citaciones de los profesores”, concluye Gujis.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar