Horror: depravado se metió a la casa de una anciana y abusó de ella hasta la muerte

Nacional 29 de junio de 2022
abuela

Raquel Benavídez, una mujer de 83 años, murió el 12 de mayo del año 2020 tras ser violada por un vecino de 77 años que la acosaba desde hace tiempo, en su casa, ubicada en la localidad santafesina de Godoy. Si bien la mujer fue auxiliada cuando aún estaba con vida, murió de un infarto antes de poder ser asistida por una ambulancia.

En declaraciones a la prensa, su hija, Flavia Montes, contó: “Lo de mi mamá fue la crónica de una muerte anunciada”. Si bien en un primer momento, el vecino fue declarado “inimputable”, está por comenzar el juicio, en el que está acusado de “violación seguida de muerte”.

En su testimonio, la hija de la víctima aseguró que el vecino estaba acosándola desde hacía tiempo y que su madre se lo había advertido: “Cuando me contaba, al principio, yo pensaba que estaba inventando, a veces es propio de la edad, pero me di cuenta que era muy convincente con lo que decía”, contó Montes, que no le creyó a su madre.

“Ella tenía miedo pero se quería quedar en su casa, y era lógico porque ahí estaba toda su vida”, relató la hija de Raquel Benavídez, acerca del calvario que vivió antes de ser violada por su vecino.

Entonces, la mujer recordó cómo se enteró lo que le había sucedido a su madre: “Ese día viene mi hermana gritando que la casa de mamá estaba a oscuras, que algo le había pasado”. indicó. “Desde mi casa, llamé al médico de cabecera y me fui corriendo a su casa. Cuando llegué la encontré muerta”, sostuvo Montes.

Sobre los hechos que cometió el acusado, la hija de Benavidez relató: “Él la violó y ella después se murió de un infarto a causa del gran estrés que había vivido”. Luego, la mujer señaló que la víctima “no tenía problemas de corazón”: “Se murió de un infarto a causa del estrés y la tristeza de lo que estaba viviendo”, contó.

 
Con información de La 100

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar