#Calamidad: Al Polivalente de Arte le "cayó una bomba"

Reclamo 24 de mayo de 2016
Alumnos, profesores y egresados del establecimiento educativo realizaron un "abrazo simbólico" a la institución, la cual yace en ruinas, sin techo, cables sueltos, escombros y roturas. Ruegan alguna solución para volver a la normalidad.

Alumnos, profesores y egresados del Centro Polivalente de Arte Nº 5.092 se sumaron por igual en un solo grito de reclamo y súplica, en busca de alguna solución que les permita volver a su apreciado establecimiento, yacente en ruinas y en el más notable deterioro.

Pasadas las 16 horas, sobre calle Urquiza entre Buenos Aires y Córdoba, los alumnos de distintos niveles, acompañado de los docentes y egresados de la institución, iniciaron su abrazo simbólico, acompañado de cánticos, pancartas y aplausos, como medida a la que debieron recurrir para obtener algún tipo de respuesta posible.

InformateSalta se hizo presente en el "abrazo", pudiendo dialogar con la vicedirectora del Polivalente, Ana Panoso, quien comentó que, tras varias gestiones se logró el compromiso desde el Ministerio de Educación para el arreglo del techo de la parte antigua del colegio. Sin embargo, no hubo ningún arreglo.

“En marzo salió la licitación, una empresa ganadora, pero como no hay fondos, lo que hizo la empresa fue sacar el techo y se retiró. Desde marzo hasta este momento, las paredes de adobe se están desmoronando, el piso que costó tanto arreglarlo hace 2 años se está deteriorando”, comentó la vicedirectora.

Desde entonces, cerca de 800 chicos están divididos en dos edificios anexos, que no solventan las necesidades para educar correctamente al alumnado. “Son casas que no están preparadas para un establecimiento educativo, nos acomodamos para las materias que tenemos que dar, vamos rotando cursos y chicos”, detalló la profesora.

El lugar

InformateSalta consiguió entrar al edificio, carente de techos, y con un panorama desolador: las paredes se muestran completamente agrietadas; los vidrios de la sala de danza están dañados; las puertas y los estantes de la biblioteca, todos de madera, están pudriéndose a causa del agua de la lluvia; por todo el piso hay escombros, restos de membrana y alambres; los cables están sueltos; tablones y vigas obstruyen el paso, amontonados acumulando polvo.

“Aquí cayó una bomba” repetían las docentes que guiaron al cronista de InformateSalta por el establecimiento, mientras secaban sus lágrimas, mientras veían las instalaciones de tan antiguo edificio, hoy arruinado en totalidad. Otras profesoras, afuera del Polivalente, entregaban escarapelas a los peatones, junto a un claro mensaje "Sólo quien ama su hogar, ama también su Patria".

Fuente: InformateSalta

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar