Marcos Peña:"La gran mayoría de los argentinos no quiere mirar para atrás, sino para adelante"

Política 12 de noviembre de 2016
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, renovó su llamado a "fortalecer Cambiemos" y “animarse a seguir sumando gente y no encerrarse".
Marcos Peña en el timbreo

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, renovó su llamado a "fortalecer Cambiemos" pero "desde esa fortaleza, animarse a seguir sumando gente y no encerrarse", en alusión a referentes de otros espacios, mientras que consideró que ya se registra una reactivación "despareja" en la economía.

En un diálogo con Télam que pasó por varios temas, desde la estrategia política hasta la agenda exterior presidencial, Peña reiteró su voluntad de ampliar la coalición de Gobierno y afirmó que "la gran mayoría de los argentinos no quiere mirar para atrás sino para adelante".

Consultado sobre la posibilidad de sumar dirigentes del peronismo u otros partidos, justo en la semana en que la gobernadora María Eugenia Vidal nombró en su cartera política a un peronista, ex massista, como Joaquín de la Torre, Peña dijo que "hay que animarse a seguir sumando gente".

"No tenemos que encerrarnos en nosotros mismos", sostuvo, en sintonía con sus declaraciones el jueves pasado, al encabezar un acto de la Juventud PRO en el barrio de Barracas.

En esa oportunidad, el jefe de campaña y estrategia de Cambiemos les pidió a los jóvenes y la militancia "generosidad, que es muy importante" a la hora de construir y agregó: "No terminamos de crecer, recién estamos empezando".

Sobre el panorama legislativo, el jefe de Gabinete reconoció a Télam que el llamado a sesiones extraordinarias "es una posibilidad", aunque lejana, ya que el Gobierno "está concentrado en la aprobación de las leyes en noviembre, especialmente la participación público-privada en infraestructura (PPP), la reforma electoral y el Presupuesto".

En cuanto al proyecto de implementación de la Boleta Única Electrónica (BUE), Peña dijo que "se busca consenso para que no se cambie lo esencial" durante el tratamiento en el Senado, aunque dio por descontado que haya modificaciones y deba volver a la Cámara de Diputados.

Sobre el debate de si la BUE será ejecutada parcial o totalmente, ratificó la postura oficial: "Nosotros queremos que sea una aplicación total en todo el país".

Respecto al hecho internacional de la semana, el triunfo del candidato presidencial Donald Trump en Estados Unidos, y si traerá consecuencias negativas el apoyo explícito de Macri a la derrotada Hillary Clinton, el jefe de los ministros consideró que "no pasa nada".

"Hasta algunos republicanos no lo apoyaron a Trump incluso, ellos no piensan en esos términos y son prácticos. Y de todos los presidentes del G20, con el que más relación personal alguna vez tuvo Trump es con Mauricio", agregó.

En cuanto a la agenda exterior de los próximos meses, Peña anticipó que "es muy probable" que Macri "no vaya a Davos en enero" porque poco después, en abril, "tendremos en Buenos Aires el Davocito 2017", que es la versión latinoamericana del Foro Económico Mundial, cuya última edición se realizó en Medellín en junio pasado.

El jefe de Gabinete también confirmó que el presidente Macri realizará en febrero próximo una visita oficial a España para mantener una reunión bilateral con el reelecto presidente del gobierno, Mariano Rajoy -el único mandatario de los grandes países europeos con el que Macri aún no se ha reunido-, mientras que "en marzo o en mayo" será el turno de China, en donde tendrá, por tercera vez en un año, una audiencia bilateral con el presidente Xi Jinping.

Consultado sobre la política exterior del nuevo gobierno en su primer año, Peña destaco que "hemos tenido 25 jefes de Estado y Gobierno visitando la Argentina este año y es probable que para fin de año hayamos alcanzado las 100 reuniones bilaterales, en total, con otros mandatarios. Igualmente, ha sido un año redondo en general".

"Las reformas económicas han salido muy bien, aunque es algo difícil de explicar porque todavía hay recesión. Pero fue un año de construir la confianza que hacía falta, hacer los cimientos para 2017. Por eso esperamos un muy buen año que viene", enfatizó.

Sobre por qué considera que la recesión se prolongó más de lo pronosticado a comienzos de año, el jefe de Gabinete dijo: "Por varias razones, entre ellas Brasil, que explica los problemas sobre todo en nuestro sector industrial”.

Peña agrego que “el deterioro del que veníamos era muy grande. En el segundo semestre el foco era bajar la inflación y arrancar el impulso a la obra pública, y se logró. Ahora se registra una mejora de la actividad, pero despareja. Hay sectores que ya les llegó la reactivación, en el interior comenzó primero y luego se sentirá en Buenos Aires", concluyó.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar