El testimonio de un menor develó al abusador de una joven discapacitada en Cerrillos

Justicia 24 de mayo de 2017
Las sospechas en contra del personal educativo del instituto “Inti Punku” quedaron descartadas con la detención de Carlos Vitián, concubino de la mujer que denunció el abuso de una alumna de dicha institución, hecho por el cual la víctima gesta un embarazo.
Inti Punku
Inti Punku
Una reciente denuncia de Carmen Yapura, tía de la joven de 20 años que padece un retraso madurativo, develó lo sucedido con la víctima. La mujer que en distintos medios había sembrado sospechas en contra del personal educativo y autoridades del instituto “Inti Punku” por el abuso sexual, fue finalmente la que develó el rostro del presunto responsable a partir de un testimonio contundente en su contra.

Yapura, en su denuncia, radicada el 21 de mayo pasado en la Comisaría de Cerrillos y a la cual este medio tuvo acceso, contó que a partir del llamado telefónico de una hija pudo conocer que el día anterior, el 20 de mayo, su pareja había sido visto por otro familiar, de 16 años, cuando abusaba de la joven de 20 años.

El adolescente reveló que se dirigía a la casa de Yapura cuando al llegar vio a Vitián en momentos que abusaba de la joven, quien luego le confirmó a su tía y cuidadora de la misma que su pareja la había besado y luego la sometió sexualmente, razón por la cual dijo sentirse dolorida.

Con este testimonio, Yapura debió volver atrás de las sospechas que había dejado correr en contra del instituto Inti Punku a través de reportajes en distintos portales informativos y acusó a su actual pareja, de 61 años, como responsable del abuso aludido por el menor de 16 años.

A partir de esta denuncia, el domingo pasado se produjo un allanamiento y detención de Vitián, quien quedó acusado por el delito de abuso sexual calificado por la convivencia y la guarda por el hecho ocurrido el 20 de mayo, mientras que con respecto al abuso que derivó en el embarazo que la víctima gesta, el acusado se convirtió en el principal sospechoso.

Para determinar su responsabilidad, la Fiscalía espera que se produzca el nacimiento para así determinar, a través de un cotejo genético, si Vitián es el padre del bebé. De ser así, su responsabilidad penal será aún mayor, razón por la cual el acusado seguirá detenido.

Aunque se espera por este paso técnico, todo indica que el detenido es el responsable del embarazo, pues al momento de ser imputado habría evidenciado otros indicios que aumentaron las sospechas en su contra. Asimismo, se pudo saber que Vitián, desde un inicio, era considerado un sospechoso de los abusos sufridos por la joven, quien no pudo señalarlo debido a su retraso madurativo y a presuntas amenazas que habría recibido.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar