Es española, vino a visitar familiares y no pudo volver a su casa por la negativa de su padre

Justicia 29 de mayo de 2019
La niña y su madre tardaron cuatro años en lograr que la justicia salteña les otorgue un permiso para regresar a su país.
aeropuerto

Insólito. Una niña de nacionalidad española vino junto a su madre a visitar unos parientes y no pudo regresar a su país porque su padre se negó a firmarle una autorización. Tras un litigio de cuatro años logró retornar a su casa.

Resulta que al querer retornar la madre descubrió que necesitaba un permiso del padre que reside en La Plata. Eso significó que la justicia lo busque por años y ante las dificultades de notificarlo recurrieron a la policía, se pidió informe a la Secretaría Electoral, se publicaron edictos en diarios de circulación nacional y hasta se solicitó colaboración al Registro Nacional de las Personas, entre otras maniobras.

Finalmente, el hombre se notificó de su búsqueda en marzo pasado y, a través de un correo electrónico, hizo saber que no vendría a Salta para presentarse en el Juzgado en el que se tramitó la causa y que no autorizaría a su hija a regresar a su país de residencia porque eso entorpecería aún más el contacto con la niña.

Defensoría Oficial Civil N 2 (1)

Lo curioso es que en estos 4 años de estadía en Argentina  no la visitó nunca, ni se preocupó por su persona ni por su bienestar. “Sólo la telefoneó tres veces y en estado de ebriedad, por lo que no existe una comunicación fluida entre ambos ni mucho menos un vínculo paterno firme y positivo”, se señala en un tramo del expediente judicial en donde además dice que el hombre “tampoco se presentó a ejercer sus derechos ni a realizar petición alguna, solo se limitó a enviar una respuesta vía mail, sin abogado pertinente, el que no puede ser tenido en cuenta, de conformidad a lo dispuesto por el artículo 56 del Código Procesal Civil y Comercial”.

Por la gravedad del caso la familia se vio obligada a escolarizarla en Salta, teniendo su casa y colegio de influencia en España. Es por ello que se entrevistó con el juez, allí contó que no tiene vínculo alguno con su padre y que deseaba volver con su familia.

Atento a todo eso el juez Canavoso le otorgó el permiso para regresar a España y reencontrarse con sus hermanas y familia tras cuatro años de espera. También se dejó asentado que si en algún momento llega a existir el deseo del padre de ejercer su paternidad con todo lo que eso significa deberá iniciar los trámites en la justicia.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar