Tierra de nadie: Taxis y remises complican el tránsito en pleno centro

Reclamo 31 de octubre de 2019
Pese a que tienen sus respectivas paradas, los vehículos se estacionan en cualquier parte de Av. San Martín para recoger pasajeros, sin importarles que dificultan el paso de colectivos ni de los peatones. Desde Alberdi hasta Pellegrini, paran donde quieren.
taxis y remises tapan las paradas
Taxis y remises se estacionan en plena avenida San Martín

“Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”. Y en el caso de los remiseros o taxistas de la ciudad de Salta a quienes no les importa dónde puedan parar para recoger pasajeros, sino que lo hacen pese a que dificultan el paso de los colectivos, obstruyen sus paradas y provocan el malestar de los usuarios.

A través de su cuenta de Twitter, una periodista local expresó su indignación ante este hecho, del cual pudo dar su testimonio de cómo, por la avenida San Martín, estos vehículos se encuentran estacionados en lugares donde no pueden hacerlo, como así que no les preocupa que los colectivos se acerquen a recoger pasajeros, dado que no se mueven.

“¿Podrá controlar esto Tránsito y Seguridad Vial? Taxis y remises ya están enquistados, cómodos, porque nadie los controla, nadie los multa. No hay derecho. ¿No tienen sus paradas? ¡Hagan respetar las normas!”, fue el descargo que realizó la usuaria molesta.

En las imágenes que compartió, tomadas en la esquina de Av. San Martín y calle Alberdi, se aprecia tres vehículos estacionados (hasta podrían ser cuatro) en un lugar que no les corresponde, al lado de una parada de colectivos a los cuales obstruye para que se acerquen a la vereda. La gente tienen que bajar a la calle o pasar entre medio de los rodados para subirse a las unidades de los corredores.

Este no es el único sitio donde se puede ver dicho panorama. A lo largo de la avenida céntrica se repite la situación, como ser en la esquina con calle Pellegrini donde, no importa el horario, ya sea bien temprano o en plena noche, taxis y remises se detienen cerca de la esquina a la espera de que les salga un viaje. Salvo que los colectivos les toquen bocina insistentemente, no se mueven de sus lugares.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar