Sumate al “Gran Día”, colaborá con la Fundación Sí y la casa de Ronald McDonald

Solidaridad 15 de noviembre de 2019
El 100% de lo recaudado de las ventas de hoy de hamburguesa de Big Mac será donado para la residencia universitaria de la fundación y para la casa que alberga a las familias del interior que tengan que viajar a realizarse tratamientos en hospitales de Buenos Aires.
Gran Día

McDonald’s realiza hoy su jornada solidaria denominada “Gran Día” y los locales de Salta se sumaron a la iniciativa. En esta oportunidad, todo lo recaudado de las ventas de Big Mac será destinado a la residencia universitaria de la Fundación Sí y a la Casa de Ronald McDonald.

Para conocer un poco más al respecto, InformateSalta se acercó hasta el local ubicado en la Peatonal Florida y dialogó con Nahuel Gudiño, integrante de la Fundación Sí. “Hay mucha concurrencia. Creemos que este  año se pudo hacer un poco más popular respecto a cómo se está ayudando con esta buena causa. Comprando una Big Mc podes colaborar,” expresó.

En este sentido, contó que la residencia tiene capacidad para más de 45 chicos que provienen de escuelas rurales de Salta y Jujuy y funciona desde hace dos años.

A su vez, este medio conversó con Federico Cuellar, uno de los jóvenes que vive en la residencia.  Él se encuentra estudiando Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional de Salta.

“Entré el año pasado, estoy disfrutando de esta oportunidad que hoy nos está brindando la fundación. Nos dan alojamiento, material de estudio y la comida. Hay muchas cosas más que uno se va sorprendiendo. Nos dan pasajes para que volvamos a nuestras casas pero además una contención emocional, logramos formar una familia,” indicó.

Allí conocimos también a Miriam Herrera y su hija Abigail Soto quienes contaron su experiencia en la casa de Ronald McDonald. “Llegamos porque mi hija nació con una malformación vascular congénita, viajamos muchos años y a los 17 años tuvo un preinfarto, nos derivan al hospital Italiano. Esperando la cirugía tuvo otro preinfarto, en el hospital el médico nos dicen que no podía estar alejada de un hospital, así que ellos me recomiendan estar en la casita,” relató la mujer.

Por su parte, Abigail  dijo “fue un golpe muy fuerte, venía llevando una vida normal y de un momento a otro cambió todo. Me sentí muy bien. La familia te da mucho cariño, mucho soporte que uno necesita, convivir con otros chicos pero pude hacer muchos amigos, a los que extraño mucho.”  

 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar